“Encubrir un abuso sexual es tan grave como cometerlo”

Quien fue víctima de Fernando Karadima, hoy continúa en la cruzada por terminar con los delitos por parte del clero. En conversación con El Día, insistió en que los cardenales Ezzati y Errázuriz deberían terminar en la cárcel si la justicia hace su trabajo, se concretan las modificaciones legislativas, “y los jueces son bien nacidos”. El mismo destino debiese tener Francisco José Cox, dice, quien fue protegido durante décadas por las altas esferas de la iglesia.
Leer más

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital