Crédito fotografía: 
EFE
Hablar de riesgo en la alfombra roja es hablar de Billy Porter. El particular estilo del actor fue uno de los más comentados en los Óscar.

Hasta hace poco ellas eran el foco de atención en la alfombra roja, pero los hombres empiezan a encontrar su sitio. Atrás queda el clásico traje negro, y 2019 ha marcado un punto de inflexión con el que dar un nuevo rumbo a la moda masculina, cada vez más revolucionaria.

Si bien el esmoquin negro sigue siendo un valor seguro, nuevos colores, diseños y complementos se cuelan en los vestidores de los famosos. Las alfombras rojas han dejado de ser aburridas para ellos, que apuestan por diseños cada vez más rompedores y que en ocasiones se alejan del concepto de masculinidad.

Hablar de riesgo en la alfombra roja es hablar de Billy Porter. El actor de la serie "Pose" siempre marca la diferencia. Uno de sus estilismos más comentados fue el de la gala de los Óscar 2019. Si bien la parte alta era un esmoquin normal, desde la cintura se abría una larga falda de terciopelo negro con la que sorprendió a todos los asistentes.

En la celebración de los Globo de Oro, Porter ya había deslumbrado con un traje gris de flores bordadas, acompañado de una capa con el interior en rosa fucsia que recordaba al capote del traje de luces de los toreros.

Menos colorista pero igualmente brillante, Chadwick Boseman, fiel a Givenchy, lució un esmoquin estallado de lentejuelas y camisa negra con larga lazada, pura imagen de dandy.

Pero si algo ha dejado claro el 2019 es que no solo el negro es sinónimo de elegancia. Y, si no, que se lo digan al cantante Shawn Mendes, que suele dar rienda suelta a toda la gama cromática en su estilismo. En los Video Music Awards se enfundó en un traje verde agua.

Jason Momoa lució un esmoquin rosa chicle de terciopelo en los Óscar y Stephen Lames uno rojo con botas llamativamente blancas.

Otras estrellas han decidido seguir con el clásico traje pero darle una nota de color al look en la chaqueta, como Chris Evans de azul celeste, Darren Criss de negro pero con un estampado floral blanco, o Richard Madden y Taron Egerton, protagonistas de "Rocketman", de blanco y gris, respectivamente.

Dejando de lado estilismos más estrambóticos y coloridos, muchos famosos han apostado por una de las tendencias del 2019: la chaqueta cruzada. Elegante, discreta y moderna, actores como Nicolas Hoult o el modelo Andrés Velencoso no han podido resistirse a ella.

Las botas de tacón ya no son solo para las mujeres, cada vez más hombres se atreven con ellas. El cantante Sam Smith las lució en Los 40 Music Awards junto a un pantalón negro de campana, una camisa cruzada holgada y una larga blazer blanca.

Timothée Chalamet deja ver en cada alfombra roja que también es un amante de las botas. El intérprete se aleja de los clásicos zapatos de vestir y apuesta por botas al puro estilo cowboy o militares, como las que combinó con la sudadera de lentejuelas de Louis Vuitton en el preestreno de la película "The King" en Londres.

Y otro de los abonados a llamar la atención en las alfombras rojas, y no a costa del buen gusto, es el cantante Pharrell Williams, que en los últimos Óscar apareció con un extravagante traje de camuflaje de bermudas y americana, que conjuntaba con unos calcetines blancos.

Porque aunque aún reina el negro en los hombres, por la alfombra roja ya desfilan inspiradores y llamativos diseños. Ellos ya han demostrado en 2019 que la moda masculina no es aburrida y ya se han rendido a las tendencias.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X