Crédito fotografía: 
New York Times
La especie puede acaban con colmenas enteras en 30 minutos y en Japón se han registrado 50 muertes de humanos, asociadas a su picadura.

Medios de Estados Unidos dejaron en evidencia una compleja situación que están viviendo ganaderos y apicultores de la zona oeste del país, quienes avistaron desde noviembre pasado al temible “Avispón Asesino” que proviene de Japón. Más allá de su aspecto agresivo, este insecto puede acabar con colmenas enteras en apenas 30 minutos.

Los reportes fueron publicados por el diario The New York Times, el cual dejó en claro que estas avispas fueron divisadas en el estado de Washington y han afectado básicamente a apicultores, quienes han perdido colmenas enteras.

Las “reinas” de esta especie pueden llegar a medir cinco centímetros, a lo que se suma que posee fuertes mandíbulas capaces de decapitar otras abejas y aguijones con veneno.

Dentro de las investigaciones preliminares, expuestas en el diario, se indica que estas avispas matan grupos de abejas para aprovecharse de su miel y alimentar a sus crías.

Junto con eso, también se han reportado ataques a personas, asegurando que su aguijón es capaz de penetrar en los trajes que utilizan los apicultores para salir a terreno.

Si bien los primeros avistamientos fueron hace seis meses, los científicos indican que existe un rebrote que cobró fuerza durante abril, debido a que las hembras salieron de su hibernación para construir nidos y formar las colonias.

Desde ya, el Departamento de Agricultura del Estado de Washington ha alertado a la población a que estén alerta ante la aparición de estos insectos, cuyas picadas podrían ser mortales para algunos.

“Atacan colmenas de abejas melíferas, matan abejas adultas y devoran larvas y pupas de abejas, mientras defienden agresivamente la colonia ocupada”, indicó Seth Truscott, uno de los encargados del estudio.

“Sus picaduras son grandes y dolorosas, con una potente neurotoxina. Múltiples picaduras pueden matar humanos, incluso si no son alérgicos”, agregó.

Por lo pronto, desde Japón indicaron que en la historia se han registrado unas 50 muertes asociadas a la picadura de esta avispa, considerada una de las más grandes en el mundo.

Asimismo, los investigadores desconocen cómo llegaron hasta territorio norteamericano, aunque sospechan que habrían realizado el recorrido desde Asia a través de barcos de comercio.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X