Crédito fotografía: 
Internet / Referencial
Los estudios son apoyados por investigadores de las universidades de Columbia, Edimburgo y el Imperial College de Londres

Científicos del Instituto de Neurociencias Biomédicas (BNI) de la Universidad de Chile trabajan en un proyecto con cultivos neuronales in vitro, con la idea de llegar a construir un cyborg para combatir enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson.

La investigación, en la que trabajan tres laboratorios del BNI, ha logrado desarrollar cultivos neuronales que, a través de electrodos, pueden dirigir los movimientos de un vehículo en un ambiente virtual, explicó el doctor Rodrigo Vergara, quien lidera la investigación.

Los cultivos neuronales, describió, son un circuito en el que neuronas están sumergidas en un líquido ubicado sobre una parrilla de electrodos, que a su vez está conectado a un ambiente virtual alojado en un computador.

"El principal desafío del proyecto es desarrollar lo que llamamos un protocolo de conducta in vitro. Esto significa que estas conductas no son contenidas por un ser vivo, sino que están sembradas en cultivos neuronales conectados a un aparato mecánico", Rodrigo Vergara, líder de la investigación

En este campo, las células son capaces de controlar un carrito gracias a la estimulación de los electrodos, aprendiendo a evitar los golpes contra obstáculos, añadió.

Cabe señalar que se define como cyborg la mezcla de elementos cibernéticos con redes neuronales como único organismo vivo.

"El principal desafío del proyecto es desarrollar lo que llamamos un protocolo de conducta in vitro. Esto significa que estas conductas no son contenidas por un ser vivo, sino que están sembradas en cultivos neuronales conectados a un aparato mecánico", precisó Rodrigo Vergara.

Lo anterior supone, "literalmente, construir un cyborg para generar conductas, prestándole a las neuronas un cuerpo para que exista un desplazamiento", indicó.

Añadió que a diferencia de la inteligencia artificial, donde no hay tejido vivo involucrado y es un computador el que aprende un protocolo, el cyborg representa la interacción entre un tejido vivo y la tecnología.

Así, las implicaciones particulares de esta investigación están relacionadas "con el uso aplicado de la interfaz cerebro-máquina y su transferencia a estudios que buscan terapias para enfermedades neurodegenerativas", explicó.

Dijo además que las neuronas de los mamíferos son capaces de tener actividad espontánea y gracias a ello, al ser puestas en un cultivo, fuera de un organismo vivo y conectadas a través de electrodos con un vehículo en un ambiente virtual, pueden generar desplazamiento.

El carro dispone de un sensor de movimiento que entrega información a las neuronas, lo que permite que, al ser estimulado por los electrodos, el cultivo moldee la conducta del móvil, evitando que choque con obstáculos.

Los estudios del BNI son apoyados por investigadores de las universidades de Columbia, Edimburgo y el Imperial College de Londres, quienes colaboran en ámbitos como estimulación, comportamiento de neuronas y matemática de alta complejidad.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X