Crédito fotografía: 
Internet
La especie endémica de Chile tiene en su corteza un componente que se ha convertido en un codiciado potenciador para la formulación de vacunas, la saponina.

En la carrera por desarrollar una vacuna contra el Covid-19, una empresa chilena de biotecnología compite con las mejores del mundo.

La compañía Desert King ha desarrollado un proceso que extrae las sustancias activas de la corteza y la madera del árbol quillay, para secarlas y luego convertirlas en un polvo, a través de un complejo procedimiento. El cliente es la sucursal británica de la empresa estadounidense Novavax.

El quillay (quillaja saponaria), también conocido como el ‘árbol de la corteza de jabón’, contiene saponinas en su corteza gris oscura y agrietada.

Se trata de surfactantes naturales de origen vegetal, es decir, sustancias parecidas al jabón, que desarrollan una espuma estable al entrar en contacto con el agua. Estas saponinas disminuyen la tensión superficial de los líquidos y pueden unirse a sustancias que normalmente se repelen entre sí, como el agua y la grasa.

Otras propiedades

Sin embargo, algunas de estas saponinas tienen otra propiedad, que es importante en el desarrollo de una vacuna: “La vacuna consta de dos elementos: el antígeno y el llamado adyuvante”, explica Andrés González, director general de la empresa chilena de biotecnología Desert King, a DW.

“El antígeno activa el sistema inmunitario. Y el adyuvante es el portador del antígeno, que lo introduce en las células, que también estimula la respuesta inmunológica”. Desert King examinó las casi 50 diferentes saponinas del árbol de quillay por sus propiedades y utilidad e identificó dos sustancias que son adecuadas como adyuvantes: QS7 y QS21.

Producción en grandes cantidades

El 25 de septiembre, la compañía anunció que había comenzado un estudio de fase III con una vacuna contra COVID-19.

Hasta 10.000 voluntarios de entre 18 y 84 años participan en el ensayo. “Ya estamos produciendo saponinas de quillay QS7 y QS21 en cantidades industriales para Novavax”, confirma a DW Andrés González. Aunque no revela las cantidades exactas.

El director de Desert King asume que la compañía farmacéutica podría comenzar la producción de las dosis de la vacuna ya a principios de 2021, después de la finalización de la fase III.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día