• Construir tu propio librero no parece una idea para nada descabellada y puede incluso ser mucho mejor.
Crédito fotografía: 
Cedida
Para quienes aman leer y tienden a coleccionar libros tener una biblioteca en su casa es indispensable.

Elegir un librero en las tiendas convencionales no es tan sencillo, más aún porque estas estructuras tienden a ser débiles. Esto se debe principalmente a que este tipo de mueble suele ser creado para un fin más decorativo que funcional o simplemente no para un amante de la lectura.

Considerando esto, construir tu propio librero no parece una idea para nada descabellada y puede incluso ser mucho mejor.

“Comprar materiales de calidad y armar tus propios muebles, además de darte más libertad en la elección del diseño, también asegura un resultado diferente, es decir, una mayor durabilidad y funcionalidad acorde al gusto propio”, expresó Francisco Urrutia gerente WCP de Hunter Douglas Chile

Las diferencias entre un producto seriado y uno elaborado a mano pueden ser evidentes y llevar a los usuarios a tomar mejores decisiones de compra al momento de decidirse por uno u otro material según el uso y periodo que se destine para el futuro mobiliario.

Ahora bien, otro punto importante es la elaboración y todos los procesos pertinentes para lograr tener el librero de tus sueños.

Una vez conseguido los materiales es necesario proceder a informarse y conseguir guías profesionales en construcción de muebles. De todas formas, los pasos más básicos para armar un librero están relacionados con el uso correcto de las medidas y la firmeza de la estructura.

Antes de todo es importante considerar cuántos libros tienes y cuál es la cantidad que podrías llegar a tener. De esta manera, podrás hacerte una idea de la capacidad y tamaño que debería tener tu librero para cumplir con su objetivo: alojar tus libros.

Por otro lado, no todo tiene que ser 100 % simétrico, de hecho, un poquito de asimetría es lo que les da un toque especial y diferente a los libreros. Además, es importante darle su toque casero y que se note que es un librero elaborado con tus propias manos.

Para ello consideramos terminaciones más sencillas acompañadas de colores, diseños y formas que, de alguna manera, te identifiquen. Apoyarse en materiales reciclados que tengamos en casa para darle ese toque acogedor y consciente con el medioambiente también es recomendado. Podemos utilizar pedazos de cartón como separadores de un espacio y otro, así como cajitas o vasos para poner lápices, separadores y otros artículos de papelería.

La verdad es que es posible armar un librero sin muchos conocimientos técnicos, pero si realmente queremos una estructura sólida y que sea realmente funcional, lo ideal es hacer esta labor como un profesional.

Por eso la opinión y ayuda de un experto siempre será necesaria para conseguir los resultados esperados. Esto es importante tanto para saber manipular las herramientas como para lograr un producto de calidad. Además, es una forma de evitar accidentes en cuanto a la manipulación de las herramientas y del mismo librero.

Lo bueno es que armar un librero es una tarea muy rápida que con la ayuda de un experto puedes realizar en tan sólo un par de horas.  También existe la posibilidad de consultar con mueblistas profesionales y asesorarte para tomar todas las indicaciones y que puedas armar el librero paso a paso.

En cualquier caso, la orientación a través de un profesional es fundamental para obtener los resultados esperados y un mueble pensado 100 % en tus ávidas necesidades lectoras.



 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X