Crédito fotografía: 
Efe
Fernando Carvajal señaló que la protección buconasal quirúrgica no genera mareos o dolores de cabeza.

En la medida que aumentan los casos positivos con Covid-19 en el país también se difunden con rapidez las noticias falsas sobre la pandemia, en especial aquellos efectos que podría generar el uso prolongado de las mascarillas. 

Esto porque la protección buconasal es obligatoria en los espacios públicos y cerrados. De hecho, las últimas fake news señalan que provocaría hipoxia, falta de oxígeno en el organismo, información que fue descartada por el epidemiólogo clínico de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica del Norte (UCN), Fernando Carvajal. 

“A la fecha no hay evidencia científica que demuestre que el uso provoque carencia de oxígeno”, respondió. Aunque esa aseveración correspondería para las mascarillas quirúrgicas, ya que el material es permeable posibilitando una correcta ventilación. 

“Esa condición  permite que la persona respire y es la que al mismo tiempo da cierta vulnerabilidad porque los virus son partículas muy pequeñas y podrían pasar holgadamente, a excepción de la N95 que filtran el 95% de las partículas”, detalló.

Sin embargo, la situación sería distinta en aquellas protecciones de fabricación casera porque dependerá de los materiales que se utilicen. “Podría haber personas que dentro del pánico que genera la pandemia usen materiales como plástico o telas muy gruesas”. En ese punto, aclara que lo recomendable es seleccionar telas de algodón, como han indicado las autoridades sanitarias. 

Respecto a los posibles mareos, dolores de cabeza o desconcentración  que podría generar la protección buconasal, Carvajal es categórico en su respuesta y dice que “no es real” y lo ejemplifica con una operación, donde el personal usa mascarillas por un tiempo prolongado, 6 o 8 horas. 

“Imagínese a un médico haciendo una operación, cuyas cirugías pueden durar hasta 6 horas. El personal no siente dolores de cabeza o mareos o no podrían terminar el proceso”, grafica. 

Por último, el académico de la UCN recalca que las únicas medidas que son efectivas en la prevención de contagio de Covid-19 y que tienen validez científica, son el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos. 

“Lo que hace la mascarilla es disminuir el riesgo que yo transmita el virus. La gente cree que al usar este implemento está protegido y que puede hacer su vida normal, pero no es así porque lo protege pero en menor grado”, concluyó. 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X