• Medicina china: Tradiciones milenarias que sanan a las personas
    Medicina china: Tradiciones milenarias que sanan a las personas
La acupuntura, el tai chi y el chi kung forman parte de esta amplia gama de técnicas que buscan la prevención de las enfermedades

Actualmente la medicina tradicional china se ha convertido en una importante opción para aquellos que, cansados de la medicina occidental, buscan cura a sus enfermedades. Entre las técnicas más comunes usadas destacan el tai chi, la herbolaria y la acupuntura.

Conocida como la práctica de punzar la piel con agujas en ciertos puntos anatómicos del cuerpo para aliviar algunos síntomas asociados a varias enfermedades o dolencias, la acupuntura es una de las prácticas médicas más antiguas y comúnmente usadas en el mundo.

De acuerdo con las teorías de la medicina tradicional china, el cuerpo humano tiene más de 2.000 puntos de acupuntura conectados por medio de vías, o meridianos. Estas vías crean un flujo de energía o Qi a través del cuerpo, que son las responsables de la salud en general, pero cuya interrupción en su flujo puede causar enfermedades. Es ahí donde la acupuntura juega un rol primordial, pues tiene la capacidad de corregir estos desequilibrios.

“Todas la medicinas originarias, menos la occidental, tienen incorporado el concepto de energía y de universalidad donde el hombre no es el centro del mundo sino que forma parte de él, y tal como la energía fluye dentro del universo, también lo hace dentro de cada persona”, explicó el director del Centro de Medicina Tradicional China Méi hua La Serena, Juan Umaña.

El especialista agrega que “cuando la energía fluye hay buena salud, pero cuando la energía se altera, ya sea en exceso o en deficiencia, aparecen desarmonías en el ser humano que se manifiestan en las diferentes enfermedades”.

DOLENCIAS DEL ALMA. Para Umaña existen dos tipos de medicina, una de carácter superior encargada de prevenir las enfermedades, y otra de carácter mediocre, que sólo se preocupa de tratarlas.
En el caso de la acupuntura “se utiliza tanto para restablecer los procesos de desarmonía de los seres y también para prevenir enfermedades”.

“Si te alimentas bien no necesitas medicina, si no te alimentas bien no hay medicina que te sirva” señala Umaña y se apresura a aclarar que “no se trata sólo de un alimento físico sino también emocional, sonrisas, amor, silencios, sinceridad, sutilezas. Esas emociones generan en el cuerpo un combustible energético que es de excelente calidad, le llaman el elixir”.

Y en una sociedad como la nuestra, donde abunda el individualismo y la lucha de egos en todos los ámbitos de la vida, es natural que las desarmonías estén a la orden del día. “En el caso de las emociones que están relacionadas con la pena, la rabia, el miedo y la angustia también generan un combustible interno, pero es de mala calidad. Lamentablemente, por nuestro sistema de vida, estamos muy enfermos de pena, de rabia, de miedo y de rencor. Para sanarnos debemos movernos hacia el amor”.

EL PODER DE LA PREVENCIÓN. A pesar que aún existen algunos resquemores entorno a la medicina tradicional china es indudable que cada día gana más adeptos. Y es que sus fundamentos apuntan a la prevención de las enfermedades y al conocimiento de nuestro ser.

“No está basada en la enfermedad sino que está basada en la salud, amor, alegría. A ti como ser de la humanidad se te han otorgado todas las herramientas para que puedas solucionar tu desarmonía, tu enfermedad, nosotros ayudamos a las personas para que ellas enfrenten su problema y vuelvan a su centro, al equilibrio”.

Umaña es enfático en manifestar que “es una virtud superior de la medicina china darle las herramientas a la sociedad para que a través de la educación puedan cultivar su salud, la puedan prolongar”.

Pero para lograr el dominio y conocimiento de nuestro cuerpo como una totalidad física, mental y emocional es necesario aceptarse, una vez que se logra aquello “generas los cambios necesarios para desarrollarte en tu máxima potencialidad como ser humano. Involucra un ‘darse cuenta’ porque si no lo haces no podrás solucionar tus problemas”.

Dolor abdominal, estreñimiento, ansiedad, depresión, insomnio, cataratas, artritis, migrañas, síntomas menstruales, bronquitis, fatiga crónica son algunas de las enfermedades que pueden ser tratadas con la acupuntura.

MÉI HUA, FLOR DE CEREZO. El Centro de Medicina Tradicional China Méi hua (flor de cerezo), que hace dos meses se instaló en la ciudad de La Serena, es el resultado del trabajo realizado por el kinesiólogo Juan Umaña, quien hace 15 años está dedicado a ofrecer la terapia de acupuntura en la Región de Coquimbo.

“Este centro es el fruto de un proceso de divulgación de la medicina tradicional china aquí en la región y a nivel nacional también. Formamos parte de un grupo que se inició hace 10 años en Chile y que abogó para que la acupuntura formara parte de nuestro sistema de salud”, explicó.

Orgulloso de sus logros, Umaña agrega que “somos el único centro de estas características en la región”.

El médico confiesa que debido a una experiencia de vida, en la que estuvo al borde de la muerte, se acercó a las medicinas complementarias dando un vuelco a su forma de entender el mundo.

“Sabemos que estamos incorporados al universo, a la tierra y lo que le pasa al planeta también nos afecta a nosotros, estamos directamente relacionados. El concepto de energía, de fluir, de redes forman parte de la medicina china hace miles de años y nosotros recién ahora tomamos conciencia de esto”.

Esperanzado en que la sociedad realmente entienda el sentido del hombre dentro del universo, el director del centro sostiene que “tenemos una visión positiva de que en algún momento esta historia tiene que cambiar. No se trata de curar la enfermedad sino de prevenirla y eso es un proceso cultural que comienza desde muy pequeños”.

ACUPUNTURA EN CONSULTORIOS. Así como el yoga, las flores de Bach o el reiki, la medicina tradicional china también fue considerada una terapia alternativa. Con el paso de los años, la visión ha cambiado un poco y se avecina un futuro auspicioso tanto en su práctica como en su divulgación.

“Antiguamente se les conocía como medicinas alternativas porque eran opciones a la medicina occidental ,pero nosotros tenemos una visión complementaria, muchas ramas de las distintas medicinas pueden ayudar a resolver los problemas de la gente. En Europa casi un 50% de las personas consulta con medicinas complementarias y acá en Chile está ocurriendo lo mismo”, afirmó Umaña.

Y uno de los proyectos más importantes del centro Méi hua para el 2014 es la unión de la medicina occidental y oriental en la salud pública de la Región de Coquimbo.

“Tenemos un reto muy grande, postulamos un proyecto en el que se unen por primera vez en la región ambas medicinas para poder capacitar a los funcionarios de los diferentes consultorios de la municipalidad de

Coquimbo para que en un plazo breve tengamos una sala de acupuntura en cada uno de ellos, con todo el impacto social, sanitario y cultural que implica”.
Un desafío que abre nuevas opciones médicas a las personas de escasos recursos.

MENSAJE DE AMOR. El director del centro Méi hua hizo un llamado a toda la comunidad a practicar la acupuntura como un tratamiento complementario. “Cada vez viene más gente buscando otras alternativas de salud porque ya están aburridas de la medicina corporativa, donde importa más el número de público atendido que la calidad de la atención”, afirmó.

El kinesiólogo, además, sostuvo que la falta de dinero no es impedimento para probar esta alternativa. “Atendemos con sistema de trueques, sobre todo a las personas de escasos recursos, no podemos excluir a gente porque no tengan dinero. Por lo menos intentamos darle el espacio para consulta. Esta medicina está basada en el amor y eso es lo que nos mueve”.

Otras disciplinas

••• Ubicado en Ramón Ángel Jara 736, La Serena, el Centro de Medicina Tradicional China Méi hua también ofrece a la comunidad servicios de masaje chino, masoterapia china tuina, chikung y tai chi, entre otros.
Además, cuenta con un área formativa cuyas clases comienzan a partir de abril de 2014. “Tenemos un curso de acupuntura, formación de instructores de chikung, herbolaria, cursos de masajes, auriculoterapia y masoterapia”, adelantó el director del centro, Juan Umaña.

Claves

Horarios
Lunes a viernes de
08:00 – 13:00 y de 15:00 – 20:00 horas.

Ubicación
Ramón Ángel Jara 736,
La Serena.

Contacto
051 2488072 o
medicinachinals@gmail.com.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X