• El cambio de hora puede afectar el reloj biológico de las personas, en especial en el de los niños y adultos mayores generando dificultades para conciliar el sueño.
Crédito fotografía: 
Referencial
Los expertos señalan que el efecto puede durar entre una y dos semanas, hasta que el reloj biológico se sincronice con el nuevo huso horario. Además, advierten que tener una hora menos de luminosidad y de sueño puede generar en los menores somnolencia diurna y cambios en el comportamiento.

 Mañana el huso horario de Chile continental volverá a sufrir una modificación, a las 00:00 horas los relojes se adelantarán una hora iniciando así el horario de verano que se mantendrá hasta el 4 de abril del 2020. La medida rige desde la Región de Arica y Parinacota hasta Aysén con excepción de la Región de Magallanes y la Antártica.

De esta manera, amanecerá más temprano y se oscurecerá más tarde, el objetivo, según el Ministerio de Energía, es ahorrar energía eléctrica y aprovechar de mejor manera la luz de día durante el verano.

El cambio puede afectar el reloj biológico de las personas, en especial el de los niños y adultos mayores, personas con enfermedades neurodegenerativas y aquellos trabajadores con sistema de turnos, dado que se genera una especie de jet lag, un trastorno temporal del sueño que ocurre cuando el reloj interno del cuerpo no está sincronizado con el huso horario.

Las personas tienen un ciclo de sueño y vigilia denominado circadiano, sistema coordinado por periodos de luz y oscuridad, el desajuste transitorio de estas fases, generadas por el cambio de hora, producen dificultades para conciliar el sueño, alteraciones en la memoria, falta de atención, somnolencia diurna, irritabilidad o fatiga,

El neurólogo y jefe de la Unidad del Sueño del Hospital de Coquimbo, Fernando Molt, señaló que “si bien nos podemos acostumbrar a este horario nuestro sistema  entiende que nos estamos levantando en la noche y el cerebro está en su última fase de sueño”.

El especialista explicó que al tener una hora menos de luminosidad y de sueño puede generar que los niños se queden dormidos y tengan alteraciones en el comportamiento. “Podría ser normal que el lunes veamos niños durmiendo en los furgones escolares y a personas cansadas e irritables”.

Molt precisó que “la hormona del crecimiento en los niños sólo se secreta en una fase del sueño profundo. Es decir, para favorecer la maduración normal de los niños hay que respetar las horas de sueño”.

El especialista del sueño dijo que se aconseja que los niños duerman entre 8 a 9 horas días, mientras que los adultos de 7 a 8 horas diarias. “La vida actual y el uso de table, computadores y celulares durante la noche inhibe las hormonas propias del sueño, por lo tanto, puede tener un sueño no reparador porque el cerebro lo censa y no logra distinguir que la luz azul que emiten estos dispositivos electrónicos no es luz solar”, concluyó Molt.

Volver a sincronizar los relojes

En esta misma línea, la doctora Úrsula Hernández, neuróloga del Hospital San Juan de Dios de La Serena, indicó que este tipo de complicaciones se perciben dentro de 24 y 48 horas posteriores a la modificación del huso horario y pueden duran entre 1 y 2 semanas en ajustarse.

Si bien la diferencia es de una hora, los expertos entregan algunos consejos para equilibrar el reloj biológico con el huso horario.

Johanna Mendoza, psicóloga del recinto de salud serenense, precisó que es necesario ir modificando algunos hábitos, ojalá unos días antes del cambio.

“Nos ayudaría mucho levantarnos 15 minutos más temprano, acostarnos 15 minutos más temprano y adelantar el almuerzo. Este tipo de ejercicios nos ayudarán a ajustar ambos relojes”.

La psicóloga señala que el cambio de  algunas conductas frente a este de situaciones es esencial para mitigar los efectos.

“La idea es que sean reconfortantes, por ejemplo apagar la TV una hora antes de dormir para que nuestro cuerpo se prepare al descanso, hacer ejercicios de relajación. Todo esto nos ayudará a descansar mejor y estar más activos”, acotó Mendoza.

Además, agregó la especialista, durante el día es recomendable salir al exterior y tomar unos minutos de sol, porque la recibir vitamina D se evita la somnolencia y la irritabilidad.

El doctor Héctor Carrasco, psiquiatra del hospital de La Serena, comentó que el cuerpo se adapta “más o menos lento” a este tipo de cambio.

“Mientras eso ocurre hay una posibilidad que las persona sufran mayor o menor cantidad de estrés. El comienzo del horario de verano suele acortar el periodo de sueño. Nuestro sistema necesita al menos una semana para volver a sincronizar el nuevo horario”.

Eliminar el cambio de hora en chile

En agosto del año pasado el senador Guido Girardi (PPD) presentó un proyecto de ley que busca recuperar la hora geográfica de Chile. El parlamentario plantea que a partir de 2020 el país adopté un horario único, que no se cambie con las estaciones, adoptando la hora del Meridiano de Greenwich -5 (2 horas menos que la actual).

En ese momento, Giradi hizo el llamado a “legislar con evidencia científica”, esto porque el documento que presentó se trabajó en conjunto con un equipo del Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso (CINV).

El Premio Nacional de Ciencias Naturales 2002, Ramón Latorre, quien integra el CINV, indicó que en este tipo de legislaciones y propuestas debe primar la salud por sobre “lo que a los adultos nos gusta”.

“A los adultos nos gusta estar con luz hasta más tarde, pero también hay que revisar esto desde el punto de vista de la salud. Aquí no se trata que elijamos lo que nos gusta dejando de lado que nos hace bien”, dijo el bioquímico.

El Premio Nacional de Ciencias Naturales indicó que el costo que produce el cambio de hora es alto, “una hora influye mucho” y que es fundamental que en Chile exista solo un horario.

“El lunes veremos a estudiantes y trabajadores con sueño y baja productividad. Mantener el huso horario es lo más conveniente, espero que el proyecto empujado por el senador Girardi llegue a buen puerto”, sentenció Latorre.

La discusión sobre suprimir las modificaciones de horario se da a nivel global, de hecho, el año pasado, el Parlamento Europeo decidió terminar con el cambio de hora argumentando que no existe un ahorro substancial en energía eléctrica. Los países tienen hasta el año 2021 para dejar de cambiar la hora.

Entre los vecinos de Chile, Brasil, Colombia y Argentina no cambian su huso horario durante el año.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X