• La profesional asegura que es muy importante no descuidar nuestra salud, ya que esta época del año es propicia para relajar los hábitos saludables y dejarse llevar por los excesos.
Crédito fotografía: 
Cedida
Se recomienda planificar la cena navideña y centrar la preocupación en la calidad y cantidad de los alimentos que consumimos.

Llega la navidad y junto a ella la ilusión de encontrarnos con nuestras familias y seres queridos para celebrar en armonía. Es una época donde compartir las tradiciones familiares, transmitir la importancia de dar y recibir amor, alimentar el espíritu y disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, se convierten en el mejor regalo que podamos recibir y ofrecer.

En nuestro país existen costumbres muy arraigadas a la hora de celebrar ya que siempre lo relacionamos a la comida. Nos encanta la buena mesa, por lo tanto, es muy importante no descuidar nuestra salud, ya que esta época del año es propicia para relajar los hábitos saludables y dejarse llevar por los excesos.

“La ingesta excesiva de alimentos ricos en grasas saturadas y azúcares aumenta el riesgo de sufrir sobrepeso, obesidad, y enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipidemias y consecuentemente problemas cardiovasculares”, explicó la nutricionista y académica de la Facultad de Medicina, Miyoshi Shu.

Planificación saludable 

Por ello, la especialista recomendó planificar la cena navideña y centrar la preocupación en la calidad y cantidad de los alimentos que consumimos, contemplando carnes magras como pollo, pavo, pescado o carnes rojas de corte magro como el lomo liso, posta rosada, posta negra, pollo ganso y de preferencia a la plancha, al horno o a la olla con condimentos naturales como el orégano, romero, comino o pimienta  para darle un toque diferente en su sabor y olor.

Con respecto a la cantidad  del producto cárneo, señaló que “lo ideal es que no sea más allá que lo acotado a la palma de la mano. Por otro lado, para que sea una comida más liviana acompáñela de verduras salteadas, al vapor o frescas y limitar los cereales como papas, arroz o fideos por tener un aporte calórico mayor, considerando que dicha comida la consumiremos cerca de las 21:00 horas”.

En cuanto al postre, la académica UCN explicó que lo ideal es preferir las frutas frescas y aprovechar la estación, ya que contamos con chirimoyas, frutillas, duraznos y hasta sandia, con lo que se podría hacer una ensalada de frutas cuya porción no supere una taza de 200 grs. por persona.

“Ahora bien, si nos cuidamos durante todo el año y nuestros hábitos de alimentación son saludables día a día, no será pecado acompañar esta celebración con un trocito de pan de pascua (aporta 200 kcal por una rebanada delgada de 50 grs. aproximadamente) y una copita de cola de mono”, señaló la profesional  y agrega “disfruten responsablemente de esta celebración y no olvide cuidar su salud y la de los suyos no sólo un día, sino que durante toda la vida". 6001

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Radio elDía

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X