Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Pese a que aún no hay casos confirmados de Covid-19 en la región de Coquimbo, la epidemióloga Muriel Ramírez indicó que es probable que hayan contagiados que durante las próximas semanas comiencen a presentar los síntomas, manifestó su preocupación frente al comportamiento que ve en las personas de la región puesto que señala que aún no se le ha tomado el peso a la enfermedad y teme que se produzca una propagación masiva que colapse el sistema de salud, tal como sucedió en países como Italia y España.

Preocupación existe en algunos expertos respecto a cómo se ha comportado la población ante algunas medidas anunciadas como la suspensión de clases, puesto que el escenario de ayer fue de  familias con niños transitando por el centro de las ciudades y personas colapsando los Centros de Salud, farmacias y supermercados.  

“Yo creo que como aún no hay casos confirmados en la región, la gente no se lo están tomando muy en serio, esto se nos va a venir como una explosión, lo que estamos viendo ahora es que los 156 casos son de personas que fueron contagiadas hace dos semanas atrás y que ahora están manifestando los síntomas, y como el diagnóstico se hace recién, han pasado ese periodo de incubación, donde el virus es contagioso, transmitiéndolo a otras personas sin saberlo” manifestó la epidemióloga Dra. Muriel Ramírez.

Asegura que pese a que no hay casos confirmados en la región de Coquimbo lo más probable es que existan personas con el virus circulando con cuadros de poca gravedad que no han asistido a los Centros de Salud a diagnosticarse y que posiblemente durante esta semana comiencen a aparecer los primeros casos a los hospitales con sintomatología. 

“Probablemente en un par de días se triplique lo que tenemos hoy, llegando a unos 500 contagios y la próxima semana, según mi predicción van a ser más de dos mil casos con un 3% de letalidad”.

Esto a nivel nacional, ya que como no hay casos confirmados aun en la región, no se puede entregar ninguna cifra ni dar predicciones.

“La región más afectada es la Metropolitana porque hay mayor aglomeración de gente y la única manera de detener esto a tiempo ahora es haciendo el distanciamiento social que se está pidiendo, por algo se suspendieron las clases, para que las personas se queden en la casa, no para que vayan a pasear porque no son vacaciones”.

Opinión que comparten desde el Colegio Médico, desde donde hicieron un llamado a tomar conciencia y comprender la gravedad de la situación tomando las medidas necesarias para prevenir la propagación de la enfermedad.

“Aún falta mucho por concientizar a la población, que la comunidad entienda la necesidad de las medidas que han probado disminuir la transmisión de esta enfermedad, el lavado de manos, el cambiar el salud, uso de alcohol gel, distanciamiento social efectivo, evitando el contacto y un metro y medio de distancia, si bien es cierto la autoridad está tomando medidas y ahora ha escuchado de mayor manera las medidas sugeridas por el colegio médico, creemos que todavía falta” explicó el presidente regional, Dr. Rubén Quezada.

Agregó que las aglomeraciones eran un factor de riesgo, por lo que llamó a no asistir en masa a supermercados y desabastecer las góndolas, ya que además se genera un fenómeno de escasez e incertidumbre en las personas, lo que dificulta el contexto actual.

Red asistencial

“Creemos que hay que fortalecer la red asistencial, esta región tiene un déficit de camas, tiene déficit de especialistas que ya tiene al sistema de salud tensionado, nuestra capacidad asistencial va a verse aún más exigida dentro de las próximas semanas, por lo tanto hacemos un llamado a que se fortalezca la red, el Gobierno Regional debe tomar cartas en el asunto, se deben aumentar los recursos para que puedan hacerse efectivas estas mejoras en el sistema sanitario” indicó el presidente del gremio.

Mientras que la epidemióloga expresó que “espero se siga la sugerencia de comprar test diagnósticos y no todas las muestras se estén enviando al Instituto de Salud Pública como lo que se ha hecho hasta hora con lo casos sospechosos”.

No usar mascarillas

“Hacemos un llamado a no utilización de mascarillas por personas asintomáticas, puesto que no está demostrado que esto vaya a prevenir el contagio, las mascarillas son para quienes tienen la enfermedad para impedir que se disemine a otras personas o para el personal de salud que está en contacto directo en la atención de pacientes” recalcó Quezada.

Explicó que al usarlas se generan dos fenómenos, el primero es su desabastecimiento, impidiendo que quienes las requieren, como personas contagiadas y personal de la salud, las adquieras. 

“Segundo, genera una falsa sensación de seguridad en la que está demostrado que las personas realizan mayor contacto de sus manos con el rostro”.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X