Crédito fotografía: 
EFE
El grupo de científicos japoneses buscó el motivo de la explosiva baja de casos en su país, dando con esta teoría. En Chile en tanto aún no se ha detectado ninguna autodestrucción y disminución de la actividad de la variante delta.

Un grupo de científicos japoneses apuntaron que la variante Delta del Covid-19 podría mutar hacia la autoextinción, y que ya lo estaría haciendo en su territorio.

Actualmente, la isla registra 140 casos diarios, pese a estar afectada por la variante Delta desde hace solo tres meses, la cual incluso alcanzó un máximo de 23 mil contagios al día durante agosto.

Pero la ola se detuvo abruptamente y casi se ha desvanecido por completo.

 

Investigando las causas

Al respecto, un equipo de expertos en genética del país asiático teorizó que la repentina caída del coronavirus se debe a que la misma variante Delta se ha ocupado de su desaparición mediante la mutación.

A medida que un virus se replica, explica New York Post, sus genes sufren “errores de copia” aleatorios que, con el tiempo, provocan cambios en la composición de los virus.

Las mutaciones pueden hacer que sea más capaz de propagarse, esquivar la inmunidad o causar una enfermedad grave.

Pero en algunas ocasiones, estas mutaciones se convierten en “finales evolutivos”, explicaron los expertos, según el medio estadounidense.

 

¿Autodestrucción de la variante Delta en el mundo?

Los investigadores, que compartieron sus teorías con The Japan Times, aseguraron que este fenómeno se debe al acumular demasiadas mutaciones en la estructura del virus, dando dificultades para corregir errores, derivando en su “autodestrucción”.

“Teniendo en cuenta que los casos no han aumentado, creemos que en algún momento durante tales mutaciones se dirigió directamente hacia su extinción natural”, compartió el profesor Ituro Inoue al mencionado medio, afirmando que “nos sorprendió ver los hallazgos”.

 “La variante Delta en Japón era altamente transmisible y mantenía fuera a otras variantes, pero a medida que se acumulaban mutaciones, creemos que finalmente se convirtió en un virus defectuoso y no pudo hacer copias de sí mismo”, añadió el científico.

“Si el virus estuviera vivo y sano, los casos seguramente aumentarían ya que el uso de mascarillas y la vacunación no previenen por completo el riesgo de algunos contagios”, dijo Inoue.

De acuerdo al científico, es posible que se observe una extinción natural similar en el coronavirus del extranjero, aunque este caso sería difícil ya que ningún otro país parece haber acumulado tantas mutaciones en el virus como en Japón.

 

Delta en Chile

En tanto, el ministro de Salud, Enrique Paris al ser consultado por el estudio, sostuvo que es una buena noticia para los avances del comportamiento del virus a nivel mundial. Asimismo recalcó que en Chile no se ha detectado ninguna autodestrucción y disminución de la actividad de la variante delta.

  “No sabemos si eso va ocurrir en Chile, porque eso no ha sido detectado todavía en un nuestro país (…) hasta ahora esta variante es más del 97% de las causas de la enfermedad, yo mantengo la alerta y lo más importante es vacunarse”, manifestó la autoridad sanitaria.

Respecto a los estudios  a nivel nacional, indicó que “vamos a pedir a las instituciones de investigación que estén atentos para que nosotros podamos supervisar de cómo se va a comportar este virus”, finalizó.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X