Crédito fotografía: 
Instagram
Cooking tuvo palabras para los tres ingredientes que forman parte del trago nacional: Pipeño, helado de piña y una pizca de granadina; los cuales hacen del terremoto algo “inherentemente tomable”.

Simple, fresco y tradicional. El terremoto chileno se ha transformado en un trago clásico y muy cotizado por las personas, más aún cuando se acercan las Fiestas Patrias.

La reportera estadounidense Lauren Cocking conoció de sus efectos durante su última estadía en Chile, en la que tuvo la oportunidad de degustar unos vasos de terremoto, con los cuales quedó “traumada”.

En su reporte para la revista Ozy, la periodista indicó que, pese a su aspecto “inofensivo”, el cóctel nacional es de aquellos que dejarán a las personas “inconscientes”.

“Puede parecer un dulce de algodón líquido y tener una bola de helado de piña que parece inocente en su superficie, pero el peligro es que puedes terminar bebiendo dos vasos de vino en segundos”.

Cocking tuvo palabras para los tres ingredientes que forman parte del trago nacional: Pipeño, helado de piña y una pizca de granadina; los cuales hacen del terremoto algo “inherentemente tomable”.

Lauren agregó a su relato el hecho de haber perdido un vuelo internacional el día después de haber bebido dos vasos de terremoto (la resaca fue muy fuerte), los cuales habría consumido en el tradicional bar de Santiago Centro “La Piojera”.

Respecto a este tradicional lugar santiaguino, Lauren Cocking indicó sorprendida que se trataba “una masacre absoluta”.

“Independiente de dónde decidas probar el clásico terremoto, recuerda que lo más aconsejable es parar tras el primer vaso, aunque lo más probable es que tu cuerpo te diga otra cosa”, concluyó la reportera.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X