Crédito fotografía: 
Facebook
Gálvez detalló que luego de que Jaimito le comentara sus intenciones de promocionar su trabajo, quedó sumamente sorprendido.

Una de las ventajas de las redes sociales es que sacan a la luz admirables y valientes historias de personas anónimas que buscan salir adelante.

Prueba de ello es el caso de “Jaimito”, un abuelito cuyo único deseo es el de dar a conocer su trabajo como peluquero.

Su historia fue dada a conocer por Gonzalo Gálvez a través de su Facebook. Si bien su idea era la de compartir los datos del caballero entre sus amigos, la publicación terminó por viralizarse de manera insospechada, alcanzando casi 7 mil “compartidos” en menos de un día.

“Hoy se acercó a mí (en la tienda donde trabajo) un caballero de edad avanzada, muy educado y digno, a entregar una ‘propaganda"”, comenzó relatando Gálvez, quien trabaja en una tienda del Mall Los Domínicos, en Santiago.

“Acostumbrado a recibir insumos de marketing, pensé que venía a dejar algún material para la ‘visual’ de la tienda. Sin embargo, con sorpresa veo que me extiende este papelito, mientras me explica que es peluquero, y que atiende en su casa en Las Condes, y que por el corte de pelo de dama, varón o niño, sólo cobra $1.000″, continuó.

Junto con precisar que se trataba de una persona “extremadamente delgada”, Gonzaló aseveró que le pidió su número para contactarlo y pedir hora, “no sin antes hacerle notar que mil pesos es muy poca plata”.

“Me dijo que preguntaran por ‘Jaimito’ y que fuera no más, con toda la familia, que él tenía una colonia ‘muy rica’ que aplicaba a los clientes después del corte de pelo”, agregó.

“Al despedirse, me indica: ‘si va y no salgo, me espera unos minutos, que puedo haber ido a comprar, o al consultorio, pero vuelvo enseguida"”, precisó. “Quedé con un nudo en la garganta”, finalizó.

“Lo único que quiero es que esto salga bien”

En conversación con BioBioChile, Gálvez detalló que luego de que Jaimito le comentara sus intenciones de promocionar su trabajo, quedó sumamente sorprendido.

“Por eso pensé en cómo ayudarlo, y me fui a almorzar con esa sensación de impotencia. No sabía cómo ayudarlo en el momento”, enfatizó.

Fue así cómo decidió redactar la publicación que posteriormente subiría a su Facebook. “Mi intención era que dentro de mi grupo de amigos, alguien la pudiera compartir. La dejé pública para que fuera más fácil. Pero nunca me imaginé que se iba a viralizar de esta forma. Estoy sorprendido”, confesó.

Eso sí, Gálvez expresó que ahora está algo preocupado por la reacción que Jaimito pueda tener. “Yo no sé si esto lo habrá abrumado. Hay muchos que me han dicho que lo han llamado y que no ha contestado el celular. Me preocupa que se haya visto sobrepasado por la situación”, aseguró.

“Lo único que quiero es que esto salga bien, que él tenga trabajo, que lo ayuden, pero siempre y cuando él no se moleste”, sentenció.

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

Vida Hogar

 

 

X