Sábado 1 de Octubre de  2022
SUMA 564 MINUTOS SIN CONVERTIR UN GOL

Coquimbo Unido cada vez más cerca de un nuevo descenso

Coquimbo Unido, se inclinó, con suma facilidad anoche ante Unión La Calera, en el Estadio Nicolás Chahúan Nazar en el marco de la jornada 26 del torneo oficial. Con cuatro partidos aún por disputar, la salvación cada vez se ve más lejana para los dirigidos de Fernando Díaz.

Créditos: Eduardo Guajardo/ Dwos Media
Escrito en DEPORTES el

Una nueva derrota sufrió Coquimbo Unido en calidad de visitante, en el marco de la fecha 26° del Torneo oficial. El cuadro aurinegro se inclinó ante el local Unión La Calera por 0-2, hundiéndose aún más en el fondo de la tabla y con un triste registro de 564 minutos sin convertir un gol.


Las expectativas de los aficionados piratas que llegaron hasta la fría noche calerana, se esfumaron a los 2 minutos cuando Sebastián Sáez ingresó sin marca en un mano a mano con el portero Formento, inaugurando el marcador en el amanecer de un partido que se esperaba resultara más competitivo. 


Fue un duro golpe para los hombres de Fernando Díaz, que desde ese minuto y hasta el final del primer capítulo, deambularon desorientado por el sintético del Nicolás Chahúan Nazar. Los locales se aprovecharon de la incomodidad que mostraba la nueva zaga aurinegra que no podía con la dupla de atacantes de U. La Calera, quienes, en cada ataque, llevaban riesgo al arco del barbón.


Lucas Passerini, a los 18’, aumentó con un potente remate de 22 metros, en una rápida acción proveniente de un lateral que estaba en manos de los porteños, por lo que la diferencia se hizo inalcanzable para los dirigidos de Fernando Díaz.


Y lo que vino pudo ser peor. Formento debía contener los nuevos arrestos de Sáez y el propio Passerini, que con remates de distancia o en nuevos manos a manos, malograron lo que pudo ser una distancia aún mayor en esos primeros 45 minutos.
Quiso Díaz, contener por las bandas con el refuerzo de Villagrán en la zona media y de Gauna, un par de metros en campo cementero, nada de ello ocurrió. La pelota corría solamente hacia el área de los aurinegros y era imposible que los “piratas”, lograrán construir una carga futbolística hacia el arco de Arce, quien pasó alguna zozobra con un remate de distancia en los pies de Villagrán que se perdió por poco.


En el segundo lapso, el equipo de Federico Vilar, sintió que la tarea estaba resuelta. Coquimbo no reaccionó, estaba aturdido y pese a las dos opciones malogradas en el tiempo suplementario, sirvió para ver en acción a Jhon Bravo, en cuyos pies se perdió un descuento y el debut del juvenil Gherard Araya (sub 17), lo único rescatable de un equipo que perdió el espíritu de lucha, pese a que matemáticamente aún no está sentenciado.