Jueves 1 de Diciembre de  2022
QATAR 2022

Bélgica fracasa en Qatar y Croacia pasa a 8vos: Ruptura interna en el vestuario belga

Las selecciones de Bélgica y Croacia igualaron este jueves sin goles en un duelo 'caliente' en Rayán, cruce que dejó a los actuales subcampeones del mundo en la ronda de octavos del Mundial

Créditos: Abir Sultan I EFE
Por
Escrito en DEPORTES el

Croacia estará en los octavos de final del Mundial tras empatar 0-0 contra Bélgica en la tercera y última jornada del Grupo F, en un duelo en que el actual subcampeón del mundo dejó hacer a unos ‘diablos rojos’ que fueron a más pero que no tuvieron acierto, sobre todo en las incontables ocasiones de Romelu Lukaku, y que se marchan a casa entre rumores de brecha interna.

 

La selección de Croacia empezó mejor, buscó el gol que no llegó y entendió que su partido era fácil; tener el balón y estar organizados atrás. El empate les valía y el paso del tiempo hizo que Bélgica estuviera cada vez más nerviosa, que atacara con corazón y no cabeza y ahí, Croacia, estuvo cómoda.

 

Tuvo varias ocasiones Bélgica para lograr el único gol que le hacía falta para seguir viva en esta cita de Qatar 2022. Pero, sin acierto, Croacia cada vez se enrocó más atrás, gozó incluso de alguna contra para poner un 1-0 que sellaría su pase, y bien es cierto que al final también tuvieron que rezar y respirar.

 

El técnico de Bélgica, Roberto Martínez, cambió el esquema al descanso y con la entrada de Jeremy Doku y Romelu Lukaku logró intimidar a Croacia. El extremo encaró y se fue de sus defensores por la izquierda y la derecha, y el delantero del Inter de Milán se creó ocasiones y también se topó con otras; pero no metió ninguna.


Lukaku tuvo el pase. El mejor, en global, fue un Kevin De Bruyne que dibujó pases mágicos que sólo él, y otros pocos, ven. Pero al final, fue el delantero quien, más fresco, las tuvo en sus pies y cabeza. La más clara, un palo en el 60' y dos remates forzados, inesperados, en la frontal de la línea de gol que inexplicablemente no hicieron mover el marcador.

 

Croacia se resguardó, y de qué manera, en los minutos finales con esa ofensiva belga. La buena colocación de la defensa balcánica, y el trabajo bien hecho, aunque fuera poco, de Livakovic hicieron el resto. No fue la mejor noche para Luka Modric, pero el genio del Real Madrid puso a prueba en un par de ocasiones a su compañero Thibaut Courtois.

 

Hubo pulso Modric-Courtois, claro que sí. Sin embargo, la mejor parada del meta belga fue ante Brozovic, al poco de la reanudación. Por entonces, el portero dejaba viva a una Bélgica que estaba sufriendo y que poco después lograría hacer el cambio de chip, aunque sin premio.

 

En la primera parte, sin tantos nervios a flor de piel, Croacia sí quiso jugar y atacar y de hecho probó en varias ocasiones a un Courtois que cumplió con nota su papel. Que se lo digan a Perisic, Modric o Brozovic. Tuvo alivio, eso sí, cuando el VAR anuló un penal en el minuto 15 que Anthony Taylor cobró inicialmente.

 

Los rumores sobre la ruptura interna en el vestuario de Bélgica seguirán, seguramente, a esta eliminación con empate. El equipo le puso ganas, aunque seguramente demasiado tarde. Si bien que, en cualquier otra tarde-noche, Lukaku habría metido bien el pie o la cabeza en alguna de esas jugadas de llevarse las manos, precisamente, a la cabeza.

 

Pero quien se mete en octavos de final es Croacia. Lo hará como segunda de grupo, por detrás de una sorprendente Marruecos que ganó su partido ante Canadá (1-2), y siendo una posible rival para España si la ‘Roja’ pasa a octavos como primera de grupo. Y Croacia apenas rotó en este duelo ni hizo cambios.