Viernes 25 de Noviembre de  2022
FEMINICIDIO BLANCA ARELLANO

El perfil del sospechoso de asesinar a mexicana en Perú: Subía órganos humanos a TikTok

El presunto asesino de la mujer mexicana subía videos donde la mayoría traía la advertencia de "contenido sensible" debido al material biológico que manipulaba.

Escrito en MUNDO el

En búsqueda de dar con el perfil del sospechoso de asesinar a la mexicana Blanca Arellano, medios mexicanos y peruanos acabaron destacando una cuenta de redes sociales del presunto autor del crimen, el cual se destacaba por tener como contenido diferentes videos con órganos presuntamente humanos.

Según constató el medio Excelsior, Juan Pablo Jesús Villafuerte, quien mantenía una relación virtual con Arellano y fue el motivo por el que la mexicana viajó hasta Perú, publicó en TikTok diferentes imágenes en las que manipula órganos.

Las imágenes, asegura el portal, fueron grabadas desde hace siete años. Asimismo, el hombre de 37 años poseía en su cuenta múltiples videos con la etiqueta de “contenido sensible”, donde además hablaba de enfermedades y cantaba.

Dicha página, que ya no está disponible en la plataforma, contaba con videos sumamente crudos en donde se podía divisar desde un estómago hasta un cerebro humano, de acuerdo al medio, hechos que justificaba con mostrar la anatomía humana.

La desaparición de Arellano

El caso de Arellano conmocionó a la sociedad peruana, y este martes la Justicia ordenó nueve meses de prisión preventiva para Juan Pablo Villafuerte, el principal sospechoso del feminicidio, quien enfrenta también cargos por trata de personas y tráfico de órganos.

La tesis fiscal sostiene que este hombre, de 37 años y estudiante de medicina, está vinculado a la desaparición y la muerte de la ciudadana mexicana con quien, al parecer, mantenía una relación sentimental.

La mujer de 51 años llegó a Perú para conocer a Villafuerte, tras ello, ambos habrían convivido en un departamento de la ciudad de Huacho, ubicada en el departamento de Lima.

Los familiares de Arellano reportaron su desaparición el 7 de noviembre, dos días antes de que la Policía hallara restos humanos en una playa de esta localidad.

Entonces, su cuerpo apareció en pedazos, con huellas digitales borradas y sin rostro, en las playas de la ciudad