Viernes 24 de Junio de  2022
MUNDIAL DE BUDAPEST

El dramático relato de Anita Álvarez, nadadora que se desvaneció en competencia: "Todo se volvió negro"

Anita Álvarez, la nadadora desmayada y que fue rescatada por su entrenadora, rompió el silencio y entregó detalles de su incidente en la piscina en Mundial de Natación.

Créditos: EFE
Escrito en MUNDO el

Rompió el silencio. Anita Álvarez, la nadadora del equipo de Estados Unidos que acabó desmayada en la piscina en Mundial de Budapest, entregó su testimonio dos días después de su incidente.

Álvarez conversó con diario El País, de España, donde remarcó que “todo se volvió negro” y que “solo sentí que estaba dejando todo en la piscina”.

La deportista, que acabó siendo rescatada por su entrenadora Andrea Fuentes, explicó que “en la última figura, donde tengo que despedirme levantando un brazo, me recuerdo pensando: ‘¡Empuja ese brazo! ¡No abandones ahora! ¡Dalo todo hasta el último segundo!’”.

Al ser consultada si sintió en algún momento que se desvanecía, Álvarez fue contundente: “En el pasado lo he sentido. Pero esta vez creo que estaba muy conectada mentalmente, tan metida en mi papel, viviendo el momento tan intensamente, que estaba realmente disfrutando de mi actuación. Y seguí, seguí, seguí…”.

“En esta rutina me encontraba genial, tan cansada como siempre pero disfrutando. Y cuando sentí que por fin podía permitirme relajarme fue cuando todo se volvió negro. No recuerdo nada más”, afirmó.

“Las imágenes al principio me chocaron”

Anita Álvarez también se refirió a las imágenes capturadas por el fotógrafo Oli Scarff que dan cuenta de su rescate.

“Al principio me chocaron, pero que ahora me lo tomé con calma”, asegura.

“Ahora pienso que las fotos son hermosas de alguna manera. Verme ahí abajo en el agua, tan en paz, tan en silencio, y ver a Andrea bajando con su brazo extendido intentando alcanzarme, como una superheroína…”, expresó.

Lo que más celebra Álvarez que “en las fotos parece todo muy natural, aunque coger a una persona del fondo de una piscina y levantarla hacia la superficie es muy difícil”.

Finalmente, Anita no escondió su deseo de participar de la final: “Siento mi cuerpo totalmente normal. Es algo que ya me ha ocurrido. Descansas y al día siguiente vuelves al agua”.

“Quiero terminar esta competición, que ha sido la mejor de Estados Unidos en mucho tiempo. Estoy muy contenta con mi solo, y ahora no quiero faltar al compromiso con mi equipo en la final del libre. Quiero acabar con la cabeza alta”, cerró.