Crédito fotografía: 
Verknipt Fest
El Festival Verknipt, tuvo lugar en Utrecht a principios de julio y contó con alrededor de 20.000 espectadores durante dos días.

Más de mil contagios por covid-19 se han detectado en Países Bajos a causa del festival de música en vivo Verknipt, evento que prescindió de mascarillas y distancia social entre sus asistentes.

El hecho ha causado conmoción a raíz de uno de los requisitos del evento: los organizadores exigían al público una “prueba de entrada” que acreditara su cuadro de vacunación al día, su historial de contagios por covid-19 o un examen negativo del mismo.

Verknipt, festival al aire libre, tuvo lugar en Utrecht a principios de julio y contó con alrededor de 20.000 espectadores durante dos días.

Los datos de los contagios relacionados al festival fueron corroborados por la Junta Regional de Salud de Utrecht. “No podemos decir que todas estas personas se contagiaron en el festival en sí, (porque) es posible que se hayan infectado mientras viajaban al festival, o por la noche antes de ir al festival o una fiesta posterior”, señaló Lennart van Trigt, portavoz del organismo, en declaraciones que reprodujo el portal CNBC.

“Así que (los casos) están todos vinculados al festival, pero no podemos decir al 100% que se infectaron en el festival”, agregó, a pesar que reconoció que la cantidad de casos positivos es “bastante asombrosa” y podría aumentar en los siguientes días.

Según van Trigt, el problema radicó en la vulnerabilidad de la “prueba de entrada”, que permitió a los asistentes presentar exámenes de covid hasta 40 horas antes del evento.

“Descubrimos ahora que este período es demasiado largo. Deberíamos haber tenido un período de 24 horas, eso hubiese sido mucho mejor porque en 40 horas la gente puede hacer muchas cosas como visitar amigos e ir a bares y discotecas. Entonces, la gente puede hacer menos cosas y es más seguro”, apuntó.

Otro problema, según los expertos, fue que el evento permitió como prueba de entrada un “pase de movilidad” que en Países Bajos se emite inmediatamente después de recibir las vacunas, y que no considera las semanas necesarias para que estas se desarrollen en el cuerpo. Sharon Dijksma, alcaldesa de Utrecht, también fue una de las asistentes.

A fines de junio, gran parte de las medidas sanitarias contra la pandemia fueron levantadas en bares y discotecas de Países Bajos, gatillando así un aumento de casos positivos en la población más joven (la mayoría, registrados en pacientes entre 20 y 29 años.).

Por lo mismo, el viernes pasado el gobierno anunció que los clubes nocturnos y los shows en vivo volverían a cerrar hasta, al menos, el 13 de agosto.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X