Coronel Martínez

Grave: Del marido a la nuera, informe revela que coronel Martínez pagó viajes con dineros fiscales

La hija, el marido, el yerno, la nuera y la propia coronel (r) Leticia Martínez figuran como clientes de la empresa Travel Security. Un informe reservado revelado por la PDI apunta que todos los viajes fueron financiados con dineros públicos del Estado Mayor Conjunto.
martes 03 de octubre de 2023

Más de $30 millones en hoteles, pasajes y arriendo de vehículos desembolsó el Estado Mayor Conjunto (EMCO) para los viajes particulares de la coronel (r) del Ejército, Leticia Martínez Menanteau y su familia.

Al menos así consta en un informe elaborado por la PDI —al que accedió la Unidad de Investigación de BioBioChile— que fue recientemente remitido a la justicia ordinaria por la ministra Romy Rutherford. ¿El objetivo? Que sea el Ministerio Público el que indague el mal uso de recursos fiscales manejados por el organismo asesor del Ministerio de Defensa en materia de Fuerzas Armadas.

La principal apuntada corresponde a la hermana del ex comandante en jefe del Ejército, Ricardo Martínez Menanteau, quien fungió como jefa de finanzas del Estado Mayor Conjunto. En ese cargo, se desprende del peritaje, costeó millonarios gastos en traslados de su familia directa con cargo a una cuenta que el EMCO mantenía en la empresa Travel Security.

El listado de viajeros con dineros fiscales está compuesta por su círculo más íntimo. Aquí aparecen su cónyuge, Jorge Méndez Espinoza; su hija, Leticia Méndez Martínez; su yerno, Benjamín Carrión Aretxabala; y su nuera, Evelyn Orellana Muñoz.

Si bien el informe policial no arroja luces del destino de los periplos, sí aporta detalles de éstos y los montos desembolsados por el fisco.

Leticia, por ejemplo, registra gastos facturados por $1,4 millones por hotel, traslado, tasas y pasajes, pese a no contar con una comisión de servicio que justificara los valores. Su cónyuge sumó otros $13,8 millones por los mismos conceptos, además de seguros y arriendo de automóviles. Su hija, otros $1,8 millones. El yerno, otros $9,7 millones. Y la nuera, otros $3,5 millones.

El origen fiscal de los dineros fue confirmado por un alto ejecutivo de la propia Travel Security en la declaración que prestó ante la Brigada Anticorrupción de la PDI.

—Esta es una cuenta contable cuyo registro lo consignamos bajo el nombre “anticipo de clientes”. Esta cuenta es un pasivo, por cuanto, da cuenta de la obligación que reconoce Travel a favor de un cliente que usualmente se consume cancelando cuentas por cobrar al mismo cliente, siendo en el caso consultado el Estado Mayor Conjunto —atestiguó el gerente de la compañía Alejandro Barra.

La ejecutiva de la misma firma, Helen Grassau, complementó lo referido por su colega.

—Respecto a la forma de pago registrada, nombre de la facturación (cliente) y tipo de servicios contratados, fueron realizados a petición de la parte interesada, siendo el caso la comandante del Estado Mayor Conjunto, Leticia Martínez Menanteau, quien solicitó estos servicios.

DE RUTHERFORD AL MINISTERIO PÚBLICO

En vista de estos antecedentes, el informe de la Brigada Investigadora Anticorrupción de la PDI concluye que los servicios contratados por los clientes mencionados en este artículo “fueron pagados de manera fraudulenta, utilizando los saldos de dinero público en favor del Estado Mayor Conjunto, producto del pago de facturas debidamente pagadas por el citado organismo público”.

De este modo, con el envío de la información de parte de la ministra Rutherford, será la Fiscalía Metropolitana Centro Norte la encargada de abrir una indagatoria.

Fuentes de BBCL Investiga confirmaron que los antecedentes ya fueron recibidos por el Ministerio Público, los que serán analizados para determinar si existen o no delito por estos hechos.

Consultado Juan Carlos Manríquez, abogado de Leticia Fernández, indicó que como defensa han estado “siempre dispuestos a entregar todos los antecedentes donde corresponda y en su integridad”. Con todo, abrió la puerta a la duda:

—Es necesario, en primer término, revisar los documentos que observó la Policía de Investigaciones y poder determinar si estos son reales o son, en definitiva, documentos supuestos o adulterados. Así ha sido descubierto en otras aristas de esta investigación, en que se supone que algunas personas habrían cobrado documentos o cheques o habrían tenido intervención en operaciones que nunca tuvieron, puesto que habían sido suplantados. Es un asunto que vamos a esclarecer durante el curso de la investigación.

Requeridos por este medio, Travel Security declinó emitir una declaración.