Se entregó un petitorio a la delegada presidencial de Limarí

Con masiva manifestación agricultores exigen medidas para combatir la sequía

Más de 200 vehículos participaron en una caravana que recorrió parte de la ruta 5, partiendo desde el cruce de Barraza. La protesta tenía como objetivo llamar la atención sobre la crítica situación que se vive a raíz de la crisis hídrica que afecta la zona.
viernes 08 de diciembre de 2023

La sequía es quizás la mayor problemática que afecta en este momento a la Región de Coquimbo, y en particular a la Provincia del Limarí.

En medio de este escenario, la agricultura aparece como una de las actividades productivas más golpeadas por esta situación, un crítico presente que motivó a los propios agricultores a movilizarse y organizar una manifestación para exigir celeridad en la aplicación de medidas contra la sequía.

Así lo comentó la gerente de la Sociedad Agrícola del Norte, Daniela Norambuena, quien afirmó que “para nosotros es importante poder manifestarnos, producto de que esta es una situación desesperada. Aquí hay una crisis humanitaria, en donde el agua se terminó y las producciones han disminuido en un 60% (...). Aquí tenemos que hacer un plan de acción rápido, necesitamos de manera urgente que se decrete zona de catástrofe, porque necesitamos recursos. Así como en el sur se ha sufrido con las lluvias, acá tenemos una crisis silenciosa que es la sequía”, indicó.

Otro de los líderes de la manifestación, el presidente de la Asociación de Canalistas del Canal Camarico, Cristián Carreón, exigió al gobierno tomar medidas “de forma rauda, porque la catástrofe ya está presente, la agricultura se está muriendo, pues en abril ya no tendremos agua para riego. Por eso los agricultores nos juntamos de forma voluntaria para poder visibilizar este gran problema”, aseguró.

Otra de las agrupaciones que se sumó a la protesta fue el Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Región de Coquimbo.

“Decidimos adherirnos a esta movilización, primero, para visibilizar la crítica situación en la que se encuentra la agricultura en la región, y también para apoyar el petitorio que se entregó (...). Acá tenemos un problema grave de escasez hídrica, y amerita declarar estado de catástrofe en la región. También es necesario constituir una mesa público-privada para avanzar en soluciones”, indicó el presidente del gremio, Francisco Corral.

Asimismo, desde diferentes partes de la provincia se sumaron a la manifestación, como es el caso de Sergio Tello, regante y presidente de la junta de vecinos de El Toro en Punitaqui.

“Años atrás, el valle del Limarí alimentaba a toda la zona norte. De acá salían todos los vegetales, pero ahora la agricultura está muriendo. Necesitamos desaladoras en la región. Yo veo en el campo a los camiones aljibe repartir agua, pero esas son soluciones parches. Hoy se necesita avanzar en la desaladora”, sostuvo el dirigente vecinal.

Por otra parte, desde la Cámara de Comercio de Ovalle también manifestaron su apoyo a la manifestación.

Su presidente, Washington Altamirano, subrayó que “mucha gente está cerrando sus campos, y eso provoca cesantía. Además esto es una cadena, y en este momento también han bajado las ventas de los comerciantes. Para solucionar esto es necesario que el Estado entregue recursos y créditos blandos a los agricultores. Se necesita una planta desaladora, pero para su instalación van a pasar tres años. Entonces se necesitan otras medidas paralelas a corto plazo”, sostuvo.

 

Cabe destacar que antes de iniciar la caravana, los representantes acudieron a la Delegación Presidencial del Limarí en Ovalle, para hacer entrega de un petitorio a la autoridad.

Al respecto, la delegada provincial, Marily Escobar, señaló que “sabemos que el sector agrícola atraviesa un momento muy complejo y que a pesar de los esfuerzos que se han hecho como Estado, la situación sigue siendo muy crítica. Por eso, siempre será positivo tener estas instancias de diálogo y profundizar en estas necesidades, poder canalizar estos requerimientos, seguir trabajando como Gobierno y nuestros servicios con el objetivo común de mitigar lo más posible los efectos de la sequía en el mundo rural que tanto daño le ha hecho a tantos productores”.

 

La caravana, que se inició en el cruce de Barraza, recorrió la ruta 5, llegando hasta el sector de Alcones.

Durante la protesta se utilizaron las dos calzadas, lo que demoró el traslado de buses interregionales y otros vehículos que transitaban por el sector, aunque sin mayores dificultades.

Tras volver a Ovalle, los agricultores dieron cierre a esta manifestación, aunque sin descartar que existan nuevas movilizaciones en caso de no obtener respuestas a corto plazo.

La caravana de 200 vehículos recorrió la ruta 5, expresando su desesperación por la sequía.