De acuerdo a la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO)

Coquimbo es una de las regiones con menor utilización de agua de mar en la minería

Esta situación, sin embargo, irá modificándose en los próximos años gracias a la entrada en operación de la desaladora de Pelambres. En esta línea, COCHILCO pronostica que el uso del recurso hídrico proveniente del mar se duplicará en la siguiente década.
jueves 04 de enero de 2024

El agua es un elemento estratégico para la minería, debido a que es utilizada en diferentes procesos como, por ejemplo, el saneamiento de sus instalaciones y el procesamiento de lo extraído.

De este modo, de acuerdo a información de la Comisión Chilena del Cobre (COCHILCO), aproximadamente un 34% del recurso hídrico que usa la industria viene desde el mar. En tanto, en una década más, se pronostica que superará el 70%. O sea, se duplicará. 

Así, agrega que mientras la Región de Antofagasta tuvo una utilización de agua de 5,86 metros cúbicos por segundo durante el año 2022, Coquimbo no registró su disposición.

“La totalidad de las faenas, desde Los Pelambres hacia abajo y que usan el recurso para diversos procesos, se ven enfrentadas a la realidad hídrica de la zona: no existe solo una disminución de los ríos, sino que también de las napas subterráneas. Es así como entre las alternativas que se generaron, se eligió la construcción de desaladoras para aprovechar el mar”, afirmó el presidente del Consejo Regional Minero de Coquimbo (CORMINCO), Juan Carlos Sáez. 

En esa línea, complementó que, a pesar de que este tipo de instalaciones tienen un costo elevado, entregan un mejor rendimiento. 

“La utilización de agua de mar da cuenta de que nos encontramos ubicados en una mejor posición que hace algunos años. Sin embargo, aún falta un actor muy importante en esto: el Estado. Necesitamos de políticas públicas que permitan que las desalinizadoras se conviertan en un negocio viable y ellas, tienen que dejar el agua no sólo al alcance del consumo humano, sino que también, de los diferentes sectores productivos. Ahora, no hay claridad acerca de cómo la institucionalidad va a hacer posible esto”, señaló el presidente de CORMINCO. 

En tanto, el director ejecutivo de We Techs, Jorge Poblete, dijo que la minería se encuentra avanzando rápidamente hacia un mejor uso del recurso hídrico “debido a que, a lo menos, en la última década, se utiliza más agua reusada, recirculada o tratada. De hecho, la proveniente de fuentes nuevas representa menos de un 30%. A esto, se suma la construcción de desaladoras que abastecen los diversos proyectos y que se alimentan del mar”, manifestó. 

Al mismo tiempo, el director ejecutivo de We Techs añadió que aún quedan algunos aspectos pendientes, sobre todo, relacionados con la eficiencia hídrica, que el sector productivo debe resolver, como por ejemplo, la cantidad métrica de agua producida para sus diversos procesos.

En este sentido, cabe destacar que COCHILCO sostiene que el crecimiento de la industria minera, además de la sostenibilidad ambiental y social, representa un desafío crucial que demanda un enfoque multidimensional, la integración de tecnología avanzada y la colaboración entre las partes interesadas. 

De esta forma, agrega que la gestión del recurso hídrico  desempeña un papel fundamental en la transición hacia un modelo de desarrollo sostenible que resguarde los recursos de manera equitativa y ofrezca soluciones a la actual crisis climática. 

Es así como probablemente la estrategia más utilizada para el uso del agua es su recirculación, además del reúso. En consecuencia, se han perfeccionado los procesos de filtración y espesamiento, junto con la exploración de tecnologías más eficientes, mejoras que se han complementado con sistemas de monitoreo y control del agua, destinados a prevenir o minimizar pérdidas, confirmar su disponibilidad, además de garantizar una utilización más eficaz.