Región Metropolitana

Joven muerto en bungee tenía arnés mal instalado y se habría asfixiado tras media hora de espera

En prisión preventiva quedó el instructor del bungee del Cajón del Maipo, donde un joven de 23 años murió el pasado miércoles. En la formalización, se reveló que la víctima tenía el arnés mal instalado y que esperó por ayuda durante casi media hora, periodo en el que terminó asfixiado.
viernes 23 de febrero de 2024

El Juzgado de Garantía de Puente Alto decretó prisión preventiva para el instructor de bungee imputado de la muerte de un joven de 23 años, ocurrida este miércoles en el Cajón del Maipo. En la audiencia, se reveló la causa de fallecimiento.

Homicidio simple por omisión es el delito que el Ministerio Público le imputó al instructor, quien participó en el lanzamiento de la víctima.

De acuerdo con el relato del persecutor de la causa, el hombre no contaba con los permisos adecuados para operar. Tampoco tenía la cantidad de personas necesarias y tampoco el equipamiento óptimo para efectuar los lanzamientos de las personas que contrataban sus servicios.

De igual manera, quedó en evidencia que el imputado no tenía la experiencia necesaria, dado que, según expuso la Fiscalía en la imputación, el hombre no instaló de manera correcta el arnés a la víctima, a la cual lanzó posteriormente al vacío.

Es así como el afectado quedó colgando de cabeza de la cuerda durante alrededor de media hora y, pese a que solicitó ayuda al guía, éste no se la prestó. Por ello, murió a raíz de una asfixia posicional por compresión cervical externa.

Todos estos antecedentes fueron revisados por Romina Onetto, jueza del Juzgado de Garantía de Puente Alto, quien decretó prisión preventiva, considerando la naturaleza de los hechos y la forma de comisión del delito.

Juan Cheuquiante, persecutor de la Fiscalía Sur, indicó que los antecedentes que se mantienen al momento dan cuenta de la necesidad de una cautelar como la prisión preventiva.

José Antonio Soberón, de la Defensoría Penal Pública, confirmó que estudiará una apelación, ya que, a su juicio, nunca existió la intención de provocar daño.

El Juzgado de Garantía de Puente Alto decretó un plazo de 90 días para la investigación.