TENDENCIAS

Conoce en qué deberías fijarte para elegir colchones de calidad

Los colchones contienen materiales que determinan su calidad. Conoce cuáles son y cómo pueden influir en tu comodidad.
viernes 23 de febrero de 2024

Los colchones tienen la importante misión de poder entregar el soporte necesario para que tengas un descanso reparador. Si lo que buscas es dormir mejor, es fundamental que conozcas qué componentes integran los colchones que son considerados de buena calidad.

Cada uno de sus elementos es capaz de entregar una cuota de comodidad y soporte. Al entender cómo funcionan podrás tomar decisiones informadas para que puedas encontrar el colchón ideal para ti, uno que se adapte bien a tus necesidades y te ayude a descansar sin contratiempos.

Estos son los parámetros que debes considerar cuando busques tu próximo colchón:

Relleno de alta densidad

Mientras más denso sea el relleno o espuma, te entregará mayor soporte para todas las partes de tu cuerpo, esto es especialmente importante a medida que el peso aumenta, porque el colchón necesitará tener más firmeza. Existen tecnologías que aplican este principio:

  • Espuma: Suele componerse de materiales sintéticos como el látex. Si un colchón es solo de espuma y no utiliza resortes, lo ideal es que se conforme por varias capas de este material, y cuente con un mecanismo que las junte y entregue firmeza al colchón.
  • AirGrid: Ideada para lograr reducir puntos de presión entre el colchón y el cuerpo, se despliega como una malla de gel elástico. También ayuda a mantener una buena temperatura y aporta a la comodidad.
  • Fibra de Coco: Proviene de fibra natural que también entrega una excelente cuota de respiración, frescura y durabilidad. Además, se trata de un material biodegradable.

Resortes encapsulados

El soporte que puede entregarte un colchón también depende de la calidad y cantidad de resortes que contenga. Además, influyen en la durabilidad, y en la reducción de movimiento, algo muy importante si se duerme con otra persona. Los colchones de calidad puede funcionar con estos mecanismos especiales:

  • Bonnell: Adecuados para niños y personas livianas. Un gran número de resortes especiales se adhieren a un marco delineado con hilos de acero.
  • Espira continua: Para personas de contextura media y baja. Se trata de una estructura de resortes bicónicos, o tipo reloj de arena, que están sujetos por un marco.
  • Infinity: Ideales para personas que necesiten de más firmeza y refuerzo. La estructura de resortes está reforzada con un perímetro extra.
  • Pocket: Pensados para reducir al máximo la transferencia de movimiento. Están cubiertos y unidos por una malla de tela. Funcionan muy bien en parejas que tienen diferencia de peso.

Cubierta exterior

Lo que cubre el colchón ha dejado de ser una simple tela. Pueden ser de materiales con características especiales para personas alérgicas, o con propiedades termorreguladoras, antibacterianas, de fibras naturales y orgánicas.

De esta forma, incluso la parte exterior del colchón puede empezar a entregarte comodidad y a adaptarse a lo que necesitas.

Capas y confort

La cantidad de capas de un colchón determina una parte importante de su calidad. Acá nos referimos a cómo se juntan el relleno con los resortes y las cubiertas, aspectos que por separado ya revisamos. Esto determina la calidad final de un colchón, pues es la suma de sus componentes. También puede tener capas intermedias que reducen la transmisión de movimiento.

Todas sus capas en conjunto te entregan confort y calidad. Fíjate de qué están compuestas: qué resortes, relleno y tela. Y concluye si es lo que necesitas.

Si de colchones se trata, sus componentes son clave. Por eso, cuando estés en búsqueda de uno nuevo, toma en cuenta los puntos que acabamos de describir, testealos en las tiendas y recuestate en los que más puedas. 

Recuerda que tu descanso es muy importante, no descuides la calidad de un colchón.