Sus restos fueron trasladados a coquimbo

"Cumplí mi propósito": Testimonio exclusivo de pescador que encontró a Franco Jure

Por redes sociales, pescadores de La Higuera informaron del hallazgo del cuerpo del joven de 31 años que se encontraba extraviado en la Playa de Chungungo Viejo desde el 8 de febrero. Desde la PDI señalaron que se debe establecer la data de muerte y si existe o no participación de terceras personas.
sábado 24 de febrero de 2024

El pasado 8 de febrero, Franco Jure Vergara (31) se encontraba disfrutando de un camping junto a su familia en la playa de Chungungo Viejo, en La Higuera. Esa tarde, cuando mariscaba junto a su hermano en un sector rocoso, fueron alcanzados por una ola que los arrojó al mar.

Su familiar logró nadar hacia la orilla sin mayores complicaciones, pero Jure, quien era jugador del Club Deportivo Barrancas, lamentablemente, no corrió con la misma suerte, perdiéndose su rastro cuando el reloj marcaba las 16:00 horas.

Si bien desde el primer minuto la Gobernación Marítima dispuso de un contingente para la búsqueda, apoyados por drones de la Delegación Presidencial, la familia Jure había reiterado en diversas entrevistas que no se habían hecho los esfuerzos suficientes para dar con el paradero del joven desaparecido.

Mediante un video publicado en sus redes sociales la mañana del viernes, pescadores de La Higuera informaron del hallazgo del cuerpo de Franco Jure Vergara a 19 metros bajo el mar. En el registro además de dar cuenta del hecho, realizaron una crítica a las autoridades de la región, dejando entrever el poco apoyo que tuvieron en el despliegue.

Según confirmaron a El Día, Anita Acevedo, fiscal (s) de La Serena, se comunicó con la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones, con el Servicio Médico Legal y con la familia. La persecutora aclaró que si bien hay que acreditar científicamente la identidad del cuerpo, sería la persona desaparecida hace dos semanas en Chungungo.

Al respecto, el subprefecto José Cáceres, jefe de la BH de La Serena, indicó que personal de la PDI se trasladó hasta el sitio del suceso junto a peritos del Laboratorio de Criminalística donde, “se va a realizar el trabajo científico-técnico en el lugar a fin de poder establecer la data y si existe o no participación de terceras personas”, explicó.   

Cabe precisar que una vez que se confirmó la noticia, un equipo de Diario El Día se trasladó hasta el puerto de Coquimbo, donde arribó el cuerpo del joven a eso de las 15:00 horas desde La Higuera. En el lugar, esperaban profesionales del Servicio Médico Legal (SML) y la BH de la PDI. 

Luego de dar con el paradero, Pedro Pinto Vergara, primo de Franco Jure, sostuvo que “hemos pasado este proceso largo, porque igual fueron hartos días de angustia. Desde el primer día esperando encontrarlo, pero lamentablemente se extendió la búsqueda y la aparición de él”.

En cuanto a la sensación que tenían como familia, señaló que “lamentablemente, la pena queda por siempre. Pero por lo menos ya llevamos la calma de tener su cuerpo con nosotros y poder llevarlo al hogar. Que nuestra tía pueda tenerlo en su casa un par de días más y poder darle una sepultura digna como corresponde”.

“Gracias a Dios, él siempre fue un buen primo, buen hijo y buen padre. Nunca se mantuvo lejos de sus seres querido”, recalcó. 
En esa línea, Isaías Chilcumpa, secretario de la Brigada de Emergencia de Chungungo, quienes se movilizaron desde el primer minuto, dio a conocer que “estuvimos con nuestra gente en la playa, rotándola hasta que se logró gracias a los pescadores de Chungungo. Podemos decir que como brigada se ha cumplido un hermoso objetivo de estar presente en una emergencia como la desaparición en el mar de un joven”.

“Nuestro objetivo principal es estar en la emergencia, tal vez no contamos con los recursos necesarios pero se pudo y se logró estar presente, contener a las familias y movilizar, buscar apoyo en instituciones para que esta búsqueda se extendiera”, agregó.

Manuel Videla, el buzo que encontró el cuerpo de Franco, quien ha vivido prácticamente toda su vida en la localidad de Chungungo, relató que “por mi conocimiento de niño de todas estas costas del sector, como el comportamiento de las corrientes, del mar y todo lo que ya he visto, y por lo que me contaron sobre dónde se cayó, se me metió en la cabeza dónde podía encontrarlo y partí con un propósito”. 

Cuanta que motivado por sus hijos, viajó desde Antofagasta a la región con el objetivo de cooperar en el rastreo, con la confianza que podría hacer la diferencia, lo que lo tiene muy orgulloso. 

“Lo iba a buscar solamente en dos lugares, nada más. Al primero le erré, anduve como una hora, al segundo anduve más de media hora, aquí es más profundo y ahí estaba. Yo me había metido en la cabeza que lo podía encontrar”, añadió. 

A su vez, subrayó que “estoy feliz por la familia para que le puedan dar una sepultura digna, que todos estén tranquilos y se termine este proceso, ya que había un dolor tan grande de toda esa gente que estaba sufriendo en la playa buscándolo, eso es lo más bonito que siento por ellos”.

“Andaban dos botes de Punta de Choros, dos de Totoralillo Norte y como tres de Chungungo, porque ya la gente había perdido la esperanza, y este viernes era un día clave para todos, porque de aquí se venía la marejada, así que era la jornada más especial porque la gente podía cooperar mucho más”.

“La gente hizo harto, buscó por todos lados, no se pudo, ya todos como que perdían la esperanza de esto y lo que yo me propuse se cumplió, le vuelvo a decir nuevamente”, insiste. 

Tras encontrarlo y avisarle a la familia, sostuvo que “salté del bote al muelle, estaba la madre y otros familiares, lloraban mucho, me agradecieron porque estaba todo cumplido ya que era lo que ellos buscaban y ahora si puedan darle una sepultura como corresponde”. 

Por otro lado, Videla agradeció a todos quienes ayudaron con el propósito, “incluso en la mañana me quedé dormido, me acosté muy tarde y me llamaron por teléfono ya que no había más botes disponibles para salir ni había más cooperación, pero alcancé a salir, por lo cual le agradezco mucho a la persona que me facilitó la embarcación”.

Ahora, dejó claro que quedó con una sensación de tranquilidad, “me da un poco de emoción, al rato me choquea un poco, pero me siento feliz de haber cooperado con esto, de tantos días de búsqueda, me siento tranquilo y voy a llevar esto de recuerdo para esa familia, que esté tranquila a lo mejor no está feliz, pero su alma ahora va a poder descansar”, reconoció.