Cabral condujo a los piratas a la victoria

Los tres puntos se quedan en el puerto: Coquimbo Unido vence 3-1 a Copiapó

El cuadro Pirata debió ir de atrás anoche en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, para remontar ante Copiapó al que venció en forma categórica por 3-1 con una notable actuación del argentino-chileno.
sábado 24 de febrero de 2024

Pocos son los jugadores del medio nacional que ven y juegan al fútbol tan bien como el volante de Coquimbo Unido, Luciano Cabral. El argentino-chileno, nacido en General Alvear, Mendoza, regaló en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso, una de sus mejores actuaciones desde que en el 2023 piso suelo porteño, conduciendo al elenco Pirata a una victoria inobjetable ante Copiapó por 3-1 que le permite a los pupilos de Fernando Díaz, alcanzar de manera momentánea, el liderato del torneo con 4 unidades.

Su obra maestra, con la que cerró la victoria aurinegra, cuando el encuentro ya llegaba a su final, no solo refleja su estatus en el medio nacional, sino que lo pone en órbita para que el seleccionador de Chile, Ricardo Gareca, ponga sus ojos en el 10 del barbón que cada día muestra su alza en el juego.

Para la televisión, el pequeño y talentoso mediocampista, reconoció que se está sintiendo muy bien en Chile y en especial Coquimbo Unido, “llegar a este club tan lindo que me recibió muy bien, me ha hecho bien, volver a tener confianza en mí es lo importante”, reseñó

Cabral reconoció que iniciaron de manera floja el duelo, “entramos un poco fríos, pero luego despertamos y salimos a buscar el partido”.

Eso mismo lo ilusiona con llegar a la Roja de Todos, “uno nunca deja de soñar, no será fácil llegar a una nómina, pero sé que tampoco es imposible, confío en Dios que me dará la oportunidad, hoy disfruto de este momento en Coquimbo”, expresó.

Fue precisamente el volante, quien debió tomar las riendas del juego para despertar a sus compañeros del letargo de los primeros minutos que les costó quedar en desventaja, luego del evitable penal de Escobar a Quinteros que cobró por gol el defensa Nicolás Vargas, a los 13 minutos, poniendo incertidumbre en un partido que mostraba muy concentrado al elenco de Ivo Basay.

Recién sobre los 25 minutos, Coquimbo se atrevió, comenzó a recuperar el balón en la gestión siempre generosa de Dylan Glaby, bien apoyado por el capitán.

El Sub 21 porteño,trabajando por la banda diestra, consiguió la paridad a los 38’, con un impecable golpe de cabeza, tras una jugada que iniciaron por el callejón izquierdo, y el mismo Cabral, en un pase genial al comandante Chávez, provocó que llegara la desigualdad en la segunda fracción.

El trasandino, a esas alturas dueño del mediocampo, se internó por el pasillo interno sacando un potente remate que controló el portero Espinoza, rebote que quedó en poder de Benjamín Chandía, quien anotó el segundo a los 70’.

El cierre fue de Cabral, un lujo, un gol para cerrar el estadio cuando ya no quedaba tiempo. Gambeteó a dos rivales en el área buscando el arco para superar a Espinoza, al que dejó tirado en el suelo con un suave y colocado remate. Obra de un crack que lo disfruta Coquimbo Unido y el fútbol chileno.