En la región de Coquimbo

Científicos analizan efectos del fenómeno de El Niño en las costas de la región

El fenómeno climático ya se encuentra en declive de acuerdo al último reporte del Boletín CEAZAMar que contiene un diagnóstico trimestral de las condiciones atmosféricas y oceánicas generales del Pacífico Suroriental, información especialmente dirigida al sector acuícola y pesquero local.
sábado 24 de febrero de 2024

El Niño es un fenómeno climático que se manifiesta cuando las aguas superficiales del océano Pacífico tropical registran un calentamiento anormal en la región central y oriental que logra modificar el régimen de viento y circulación promedio en el aire. 

Pilar Molina, encargada de Transferencia del Conocimiento de CEAZA explica que “cuando la anomalía de temperatura superficial del mar es de  2°C sobre el promedio de temperatura normal, entonces estamos hablando de un Niño intenso. Este nivel de intensidad se observó a fines del presente año tras lo cual se ha registrado una reducción de la temperatura del mar en el Pacífico tropical. El Dr. Orlando Astudillo, investigador del Centro Científico CEAZA, indica que El Niño se encuentra en un proceso de disminución luego de alcanzar un máximo en los meses de julio-agosto de 2023 en el Pacífico oriental y en diciembre-enero en el Pacífico central. Sin embargo, esta fase cálida aún sigue activa y los pronósticos indican la persistencia de sus impactos y una transición a condición neutral hasta el próximo otoño. A nivel nacional, también se aprecia un retroceso continuo de las anomalías cálidas en la temperatura del mar” así como también eventos de ondas de calor marina como lo observado  en la primera quincena de enero del presente año.

El aumento de marejadas y de intensidad del oleaje fue uno de los cambios más visibles que se experimentaron en las costas de la Región de Coquimbo durante el periodo de El Niño. 

Héctor Téllez, presidente  de la Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo A.G. (AIP) expresa que “notamos  durante el 2023 que las marejadas fueron más continuas, lo que impidió muchas veces que los barcos pudieran operar, lo que no era muy frecuente en nuestras operaciones. Esto dificulta en alguna medida el trabajo porque no se podían tirar las redes debido al oleaje o mucha corriente”.

Lo anterior responde a los eventos de mal tiempo que se observaron en el otoño e invierno en el extremo sur del país y las tormentas y frentes de mal tiempo anómalos que se han generado en el hemisferio norte producto de El Niño que alteran el oleaje y el estado del mar en nuestras costas.

El Boletín de CEAZAMar, que puede descargarse en www.ceazamar.cl, indica que el periodo de septiembre a noviembre de 2023 se caracterizó por un incremento en la magnitud del viento sur, en relación al trimestre anterior, típica de los meses de primavera.

Sin embargo, la magnitud del viento presenta menor intensidad a lo observado en la primavera de 2022, lo que se explica por las condiciones El Niño del 2023 que debilitan el anticiclón del Pacífico Sur y el régimen de viento en relación a lo observado en la primavera de 2022 con condiciones La Niña.