Tomar vacaciones

¿Eres de los que no toman vacaciones? Mira por qué es importante descansar del trabajo

Muchos trabajadores se toman sus vacaciones legales durante el verano, pero no es el caso de todos. Hay quienes, por diferentes razones personales o laborales, las han aplazado y llevan un tiempo sin descansar.
martes 19 de marzo de 2024

Es costumbre tomarse vacaciones en el verano, pero en realidad los trabajadores pueden elegir cualquier fecha para hacer uso de su feriado anual, que en Chile asciende a tres semanas (15 días hábiles).

Independiente de la fecha que escojas, es importante que durante el año te tomes estas semanas de descanso, ya que mantener la motivación puede ser desafiante si llegamos a un punto de cansancio extremo.

Hay muchos trabajadores que terminan aplazando sus vacaciones porque no tienen planes concretos o están muy ocupados en su trabajo, pero a la larga esto puede ser perjudicial porque el agotamiento se va acumulando, aunque al inicio uno no lo note.

“Cuando no nos tomamos un periodo de vacaciones, pueden aparecer ciertos efectos negativos, tanto en nuestra salud física, que tiene que ver con un desgaste natural de nuestras reservas energéticas; como también a nivel de nuestra salud mental”, apunta Eduardo Aguilera, psicólogo consultor de Cuidado y Desarrollo del IST (Instituto de Seguridad del Trabajo).

A nivel físico, no tomarse vacaciones puede resultar en una sensación de cansancio constante, que puede desembocar en problemas para dormir en las noches, ya sea que no podemos conciliar el sueño o que despertamos múltiples veces durante la noche.

«Y eso nos lleva, como efecto rebote, a tener una sensación de fatiga permanente, que evidentemente tiene un impacto en la salud mental. El estrés se ve aumentado, existen alteraciones del ánimo, y en el trabajo comenzamos a generar automatización de los procesos. Seguimos haciendo un poco más de lo mismo, sin darle sentido”, explica el especialista.

Para evitar llegar a este punto es que “siempre es importante cultivar algunas prácticas que nos ayuden en estos procesos, como tomándose las vacaciones”.

En el caso de quienes no hayan podido tomarse vacaciones en el último año, o solo hayan salido algunos días, lo principal es cuidar su bienestar y salud mental, para así no colapsar en el futuro próximo.

En primer lugar, algo esencial para evitar el agobio durante las jornadas laborales es no verlo como una obligación que nos causa angustia.

“Es clave evitar estas dicotomías, que tienen que ver con el blanco y el negro, como, por ejemplo, pensar que las vacaciones son perfectas y trabajar es terrible. Esta dicotomía nos pone en un escenario mucho más complejo desde la mirada de la salud mental”, indica Eduardo Aguilera.

“Por lo tanto, flexibilizar el pensamiento implica observar las bondades y las oportunidades que se generan en cualquiera de estos dos escenarios: trabajando o de vacaciones”, añade.

En ese sentido, el psicólogo del IST recalca que es relevante el autocuidado, así que deberíamos aprovechar nuestro tiempo libre para descansar de forma apropiada y tener pasatiempos para distraernos.

“Ese autocuidado está relacionado con mantener espacio para las actividades que resulten satisfactorias y diferenciar el espacio para el trabajo y la vida personal. Eso, hoy en día, resulta tremendamente importante”, remarca.

“Conciliar esta dicotomía entre la vida y el trabajo nos permite poder orientar nuestros esfuerzos a ejercitarnos, a meditar, a leer, a disfrutar de pasatiempos que contribuyan a mantener un bienestar emocional y físico; a dar tiempo a nuestros espacios, con nuestras redes de apoyo, con la familia, con los amigos. Generar una desconexión que nos permita hacer otras actividades que sí nos generen el disfrute, siempre con un propósito”, agrega.

Motivación en el ambiente laboral

Uno de los problemas a los que no podemos enfrentar al no tomar vacaciones es la desmotivación en el trabajo. Ello puede surgir, entre otros casos, cuando nos falta un propósito claro.

“Encontrarle un propósito a lo que hacemos nos genera procesos motivacionales muy importantes para nuestros objetivos de vida y laborales. Por lo tanto, se recomienda organizar el tiempo de una forma eficiente y en base a nuestras necesidades”, dice el experto.

Y detalla que “cuando estamos en el trabajo, la motivación la ocupemos en generar instancias que provoquen bienestar. Esta organización del tiempo nos permitirá que, cuando no estamos en el trabajo, en nuestras horas de descanso, generemos instancias, actos o situaciones que nos provoquen cierto bienestar”.

Además, puedes enfocarte en pensar que tarde o temprano llegarán tus vacaciones, pues en la legislación chilena tienen un carácter de irrenunciable.