policías llaman a denunciar

“Gota a gota”: el fenómeno delictual que ha ido ganando terreno en la región

El modus operandi -generalmente realizado por bandas extranjeras-consiste en la entrega de préstamos de dinero en cantidades relativamente bajas, pero con un interés alto, configurándose el delito de usura. No obstante, con el paso de los años, dicho ilícito se ha ido tornando más violento, incluyendo secuestros y sicariato.
miércoles 03 de abril de 2024

Pasadas las 11:40 horas de la mañana del jueves 28 de marzo, un joven venezolano salió de su casa en calle Flamenco con Pasaje Laguna Santa Rosa, en el sector del Bosque San Carlos, en Tierras Blancas. Al caminar unos pasos, dos ciudadanos dominicanos lo agredieron y lo encañonaron con armas de fuego, obligándolo a subir a un vehículo, exigiendo el pago de una deuda que el caribeño mantendría con los captores como condición para liberarlo.

Horas después, la víctima habría llamado por WhatsApp a un tercero para solicitar ayuda y tras esto, les aseguró a los secuestradores que estarían esperándolos con el dinero en la subcomisaría de Tierras Blancas. Así, al llegar al lugar, se encontraron a Carabineros que los detuvieron, logrando  liberar a la víctima. Ambos sujetos -de iniciales L.F.B.R. y E.A.U.- quedaron en prisión preventiva, siendo formalizados por el delito de secuestro.

En este contexto, desde la Fiscalía indicaron que este tipo de delitos de préstamos usureros es conocido como el fenómeno “gota a gota”, que se da cuando personas que no pueden acceder a créditos bancarios, recurren a estas organizaciones, las que les otorgan créditos cuyo interés excede al máximo permitido por ley. Además, hay distintos tipos de cobranza, pues algunas van de manera diaria, semanal y mensual.

 

LA EVOLUCIÓN DEL DELITO

Pablo Olave, comisario de la Brigada de Delitos Económicos de la PDI, explicó al respecto que “es bueno aclarar que los préstamos en Chile entre particulares no son un delito. Lo que sí lo constituye son las tasas de interés abusivas, en el sentido de que si supera lo establecido por el Banco Central, estamos hablando de usura”, indicó.

“En Chile, diría que desde los años 90 en adelante, poco a poco se fue incursionando, a través de algunos  ciudadanos colombianos, el tema del ‘gota a gota’, que se llama así porque parte con créditos que son con valores muy bajos, como 150 mil pesos o hasta 300 mil pesos, cuyo mercado hacia donde apuntan, es a los negocios formales, pero de bajo capital de trabajo, como por ejemplo un puesto de feria o una persona que vende mote con huesillos o sopaipillas, que tienen un permiso municipal o iniciación de actividades”, señaló.

El oficial de la PDI, a modo de ejemplo, sostuvo que al principio, las personas que ejercían este oficio se caracterizaban por ser muy cordiales y empezaban con créditos bajos, como de 100 mil pesos y fijaban una cuota de $6 mil pesos diarios por 20 días, que si saca la cuenta superaba la tasa de interés establecida por el Banco Central.

“Pasaba también que a una persona se le cumplía el plazo y no tenía para pagar, y aparecía otra que le ofrecía un préstamo para pagar la otra deuda, cayendo así en una espiral de endeudamiento y nosotros logramos establecer que todos ellos eran de una misma organización”, explicó.

En esa línea, agregó que “cuando (la víctima) no tenía para pagar, el vendedor original ya no era tan simpático. Empezaba con amenazas sutiles y cuando no surgían efecto, llamaban a otro sujeto, que es el matón, que entraba al negocio y botaba las ollas, los platos y la materia prima, y así intimidaban a las personas. De esta forma, se constituían dos delitos más, el de amenaza y usurpación violenta”.

Asimismo, Olave puntualizó que la modalidad ha migrado a las redes sociales -con personas más vulnerables- con préstamos a través de internet, “ya que piensan que a través de esta modalidad puede ser más ágil y menos burocrático para la obtención de un determinado crédito, considerando que no pueden acceder de manera formal ( a un préstamo) y si lo tienen, el trámite es muy lento y si necesita 200 mil pesos el sistema no lo otorga. Sin embargo, estas bandas sí lo dan”.

 

DELITO IMPORTADO

Para el ex general de Carabineros y magíster en Criminología, Jorge Tobar, este aumento de los delitos más violentos ocurre debido a que bandas criminales extranjeras han ingresado a Chile para expandir su mercado criminal, abriendo el espectro de los métodos y tipos de delitos que se pueden cometer. “Aquí pasa que bandas internacionales se han asentado en Chile en búsqueda de ampliar el lugar donde cometen los crímenes. Aquí no conocíamos tantos casos de secuestros, sicariatos, prostitución, trata de personas, entre otros. Estas bandas trajeron el conocimiento de afuera y lo han implementado en nuestro país”, señaló Tobar.

“Lamentablemente, las bandas criminales, como por ejemplo los prestamistas, no sólo van y te cobran en tu casa, quizás amenazándote. Ahora te secuestran o derechamente te matan si no pagas. Los métodos han evolucionado porque las bandas los importaron a desde afuera”, afirmó el criminólogo.

El mismo Tobar explicó que la única solución para poder combatir el crimen organizado “no es sólo mejorar los procesos de investigación delictual e  innovar en los métodos de investigación criminal. Significa también acceder a mejores tecnologías, y, sobre todo, aumentar el capital humano destinado a ello, con perfeccionamiento y capacitación continua”, cerró.

 

TRABAJO EN CONJUNTO: PIEZA CLAVE

Consultado el presidente de la Cámara de Comercio y Turismo de La Serena, Carlos Orrego Torrico, señaló que “hoy nos vemos enfrentados a situaciones que antes no ocurrían en esta ciudad y tampoco en la región, con delitos de bandas organizadas y también relacionado con todo lo que tiene que ver con delitos de alta connotación pública. Por ejemplo, hace poco en el verano vimos un descuartizamiento de un cuerpo que en realidad no es propio de las bandas chilenas sino que más bien son importadas”, afirmó.

“Por lo tanto hay que tener cuidado y esta unidad va enriqueciendo un poco sus capacidades para algo bien específico que son estos nuevos tipos de delitos”, añadió.

Por su parte, Gonzalo Arceu, director de Seguridad Ciudadana del municipio de La Serena, explicó que se solicitó a la Fiscalía de Foco que el Equipo contra el Crimen Organizado y Homicidios, ECOH, pudiera hacer una presentación para que diera a conocer la función que estaban desarrollando, además de la estadística delictual de los delitos de mayor connotación social y que se les informaran sobre  cuáles son los delitos que obedecen a organizaciones de crimen organizado.

“En este sentido, se nos dio a conocer una información de tipo regional, en la cual se están investigando nueve homicidios que llevan hasta la fecha de 2023 y que algunos de ellos obedecen a cierta información de crimen organizado, pero no dentro de una estructura criminal, sino más bien, ellos lo tipifican dentro de ese concepto. Sin embargo, los delitos en este tipo, en el caso de los homicidios, más bien obedecen a ajustes de cuentas entre personas o motivados por algún tipo de situaciones particulares entre personas”, añadió.

Al respecto, recalcó que “la cifra no deja de ser preocupante, ya que este tipo de delitos de alta connotación son muy difíciles de prevenir”.

 

ROL PARLAMENTARIO

Frente al aumento de los delitos violentos, el diputado Víctor Pino, aseguró que “lamentablemente, pese a todo el trabajo legislativo que estamos haciendo desde el Congreso para combatir la inmigración ilegal y el crimen organizado, parece que este gobierno y los parlamentarios oficialistas no ven ni pasan por lo mismo que sufren día a día los chilenos”.

“Cuando todos estamos claros en que se necesita sumar contingente militar para apoyar el trabajo de Carabineros, estableciendo un reglamento claro de uso de la fuerza, el Ejecutivo opta por hacer una caricatura, enfocando directrices vinculadas a las perspectivas de género y la nacionalidad”, acotó.