EN LO QUE VA DEL AÑO

Muertes por influenza en la región llegan a 8 y alertan por brote de estreptococo

El porcentaje de inoculados alcanza solo a un 65% e incluso en grupos de riesgo como los mayores de 60 años, llega solo a un 55%. El llamado de las autoridades es a vacunarse, considerando además la alerta emitida por el MINSAL ante muertes por brote de estreptococo.
viernes 07 de junio de 2024

Preocupación genera entre las autoridades el bajo nivel de vacunación por virus respiratorios que registra la Región de Coquimbo a la fecha, siendo la segunda a nivel nacional con menor número de inoculaciones.

Así lo confirmó la seremi de Salud, Paola Salas, quien detalló que “efectivamente nuestra región tiene cifras que no son favorables, porque para llegar a proteger a la población tenemos que tener un 85% de vacunados en los grupos de riesgo y hoy llevamos solo un 65% e incluso hay grupos, como los mayores de 60 años, que solo llevamos un 55% de vacunados. Esto nos pone en el área de los que estamos en color rojo en el país, porque solamente hay una región que está peor que nosotros”.

Respecto de los fallecidos a causa de la influenza en la zona, la autoridad regional indicó que a la semana 21 las cifras se mantienen similares a las del año pasado en el mismo periodo. “Las curvas de 2024 que hoy llevamos de fallecidos no sobrepasan las de 2023, en esta misma semana. El número exacto es 8 personas que han fallecido en la región”, precisó. Entre las comunas con menor cobertura están Coquimbo, La Serena, Ovalle, Punitaqui y La Higuera, mientras que la vacunación en embarazadas alcanza solo el 41,1%.

Ante estos antecedentes, la seremi de Salud enfatizó en el llamado a la población a que acudan a los 70 vacunatorios disponibles a nivel regional. “Lo que tenemos que hacer es tomar conciencia de esto, porque si no se vacuna la población sin duda nunca vamos a alcanzar la cobertura de rebaño, que es proteger al resto que no puede vacunarse”. En este sentido, enfatizó que se incrementa el riesgo de fallecimiento en personas con otras patologías y que no hayan sido inoculadas. “La persona que tiene, por ejemplo, 2 o 3 patologías, que es diabético, hipertenso y además tiene una enfermedad renal o un cáncer, sin duda, tiene mucho más riesgo de fallecer si es que el virus se le agrega a su componente de salud. Así que mi llamado va a fortalecer la vacunación, especialmente a los que tienen más riesgo, que son los mayores de 60 años”, recalcó la autoridad.

Alerta por brote de estreptococo. Esta semana se conoció además la información de que el Ministerio de Salud emitió una alerta e instrucciones generales a la red de salud, ante un posible aumento de casos de enfermedad invasiva causada por estreptococos del grupo A (EGA) o Streptococcus pyogenes, también conocida como “bacterias asesinas”. Entre enero y mayo de este año, se han confirmado a nivel nacional 191 cepas, concentradas principalmente entre las regiones Metropolitana y Biobío, cifra que triplica los casos registrados en el mismo periodo del año pasado, cuando llegaban a 66.

Las alertas se encendieron además debido a que la semana pasada se conoció el caso del fallecimiento de una niña de 12 años en el Hospital Eloísa Díaz de La Florida, producto de la influenza, cuadro que se complicó a raíz de la presencia de estreptococos del grupo. A.

¿Qué es esta enfermedad?

Según explica Raúl Quintanilla, epidemiólogo de la seremi de Salud Coquimbo, el Streptococcus pyogenes es una bacteria conocida, que genera algunas enfermedades tanto a nivel de la faringe como de la piel. “Actualmente se ha detectado por el Instituto de Salud Pública un número importante de casos, que ha superado los que se habían detectado en 2023 y es por ello que se está levantando esta alerta sanitaria con respecto a este agente bacteriano. Está principalmente alojado en la faringe, es por ello que en algunos cuadros más leves genera faringitis, amigdalitis y está principalmente presente en los menores de 10 años hasta 5 años. En algunas ocasiones también este agente bacteriano genera infección a nivel de lesiones de piel”, explica.

Por su parte, el doctor Cristian Rodríguez, epidemiólogo del Servicio de Salud Coquimbo, también destaca que el Streptococcus es una bacteria que siempre ha estado presente dentro de la comunidad. “Pueden conocerla como la escarlatina que le da a algunas personas o algunas otras infecciones, casi siempre asociadas a cuadros respiratorios, pero no es un agente de aparición reciente, sino que siempre ha estado instalado dentro de las enfermedades habituales que ocurren, sobre todo en los niños menores de 10 años”. En el contexto actual, agrega, ha tomado relevancia pues se han dado cuadros respiratorios ocasionados por el virus de la influenza. “Este agente puede ingresar en un paciente que está cursando una infección o una enfermedad tipo influenza y provocar síntomas más graves dentro de los usuarios”, puntualizó.

En tanto, Ricardo Quezada, médico urgenciólogo de Clínica MEDS explicó que “es una bacteria bastante universal. Se contagio por contacto y las manifestaciones más habituales son dolor de garganta con fiebre, porque está asociada a la amigdalitis, y las lesiones de la piel, que pueden ir desde furúnculos, pasando por impétigo en los niños más pequeños y por lesiones que son a veces más profundas y que pueden afectar las piernas oa la zona perineal, genital. Son lesiones febriles, con mucho dolor, con harto eritema: se pone rojo, a veces negro, blanco y eso es para tener mucho cuidado”.

En relación al aumento de casos de influenza con la bacteria, el facultativo fue enfático en afirmar que “la bacteria no agrava los casos. Se suma detrás de una condición que produce la influenza. Nosotros estamos aquí ante una tormenta perfecta. Lo primero que ocurre es que la población pediátrica tiene una suerte de deuda inmune, porque el aislamiento de la pandemia le produjo que se expusiera poco a los virus habituales, por lo tanto, están más proclives a infectarse de los virus que antes. Por exposición, se desarrollaban mejores defensas”.

Transmisión. Según detalla el doctor Cristian Rodríguez, la vía principal de transmisión es a través de gotitas de saliva “que salen cuando uno conversa, estornuda o respira, las que quedan en suspensión o pueden caer también sobre superficies y uno se las puede tragar, comer o llevar a lugares que están expuestos dentro del organismo”.

Síntomas

 Raúl Quintanilla advierte que es importante detectar la sintomatología más grave, “que es la fiebre, de 37,8° o superior, dolores de la garganta, o dolor al tragar, por el cuadro que se pueda presentar en la zona de la faringe y lesiones en la piel que se pueden enrojecer y complicar en términos de un par de días. Esos son síntomas de alarma”. Ahora bien, agrega que, en la actualidad se ha levantado esta alerta porque se han constatado algunos casos en que, habiendo una infección por el virus de la influenza, los cuadros de las personas que están infectadas se ven susceptibles a esta baja de inmunidad, baja de defensas, “y por lo tanto, la aparición o la adquisición de esta bacteria hace que los cuadros sean más complejos y que puedan resultar en mayor gravedad y en algunos casos más específicos, en la muerte”.

Prevención y recomendaciones

Para el doctor Quintanilla, la prevención principal hoy, en el contexto de invierno, es la vacunación. “Es importante no solamente para la influenza, sino que tener el esquema completo de vacunas al día, sobre todo, los escolares y preescolares. No hay una vacuna específica para la prevención del Streptococcus, pero el resto de las inmunizaciones aminoran la gravedad del cuadro si es que se presenta”. Como preventivas básicas, especifica, está el lavado frecuente de manos, la buena ventilación de las casas, mantener reposo “y no ir al lugar de trabajo o de estudio, ojalá con una atención médica previa de manera que se evite la propagación o la transmisión. Es importante evitar la automedicación, sino que sea un antibiótico recetado por el médico y también es importante, usar la protección del brazo o un pañuelo desechable al toser, de manera de evitar la propagación de las gotitas ya a través del contacto de la piel, que es la otra forma de transmisión”.

El doctor Cristian Rodríguez recuerda además que es importante seguir las indicaciones del médico “que le va a indicar reposo y la aplicación de algún tipo de medicamento especial para recuperarse lo antes posible, evitar el contacto con otras personas que también estén sintomáticas y mantenerse en su casa. Si persiste con los síntomas o se agravan la idea es consultar oportunamente en un centro médico señalando que ya fueron diagnosticados con influenza, pero después del tiempo que le habían dicho, con el medicamento y siguiendo todas las indicaciones, no se ha recuperado de la manera que esperaba”, puntualizó.