Investigación

Las nuevas pistas en caso Tomás: pisadas en cuerpo coinciden con zapatos de familiar

Un informe reservado de Carabineros concluyó que marcas encontradas en la ropa y cuerpo de T.E.B.G. coinciden con las huellas de dos pares de zapatos incautados al tío abuelo del menor.
lunes, 27 de marzo de 2023 · 15:20

Albano, talla 39, modelo de la línea Steve. Con esos zapatos, Jorge Escobar Escobar lideró en febrero de 2021 la búsqueda de su sobrino nieto, T.E.B.G. Se le vio en quebradas y cerros de Caripilún, provincia de Arauco. Seis meses después, la misma prenda formaría parte de un peritaje que determinó que ese calzado, coincidía con pisadas encontradas en el cuerpo del menor y las ropas que vestía al momento de su muerte.

Según antecedentes recabados por la Unidad de Investigación de BioBioChile, la conclusión consta en un informe reservado del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) fechado en 2021 y que fue recogido recientemente en diligencias informadas, a comienzos de este año, a la fiscal regional, Marcela Cartagena.

En sus 104 páginas, el documento entrega detalles hasta ahora desconocidos que rodean la muerte del pequeño de tres años, quien pasó nueve días con paradero desconocido.

Con todo, desde la defensa insisten en la inocencia de su representado y que “el sesgo” en la investigación de la fiscalía ha dañado irremediablemente al imputado.

—No es un chiste la libertad de las personas. A Jorge Escobar le destruyeron literalmente la vida. Ese hombre no va a volver a ser el mismo que era antes. Literalmente le jodieron la vida —dice el defensor regional del Bío Bío, Osvaldo Pizarro.

T13

Las sospechas 

Los rastros en el cuerpo y vestimentas de T. fueron vistos por primera vez por la Brigada de Homicidios de la PDI de Concepción. Ocurrió durante los análisis a las fotografías tomadas en el sitio del hallazgo.

Las marcas motivaron a que la fiscal Cartagena instruyera, en agosto de 2021, un peritaje al Labocar de Carabineros. ¿El objetivo? Determinar a qué correspondían dichas señales.

Según consta en el informe, el equipo analizó un polerón, una polera y un slip del menor. Los peritos encontraron la “presencia de diferentes rastros parciales”, con “aspecto de heces o sustancias orgánicas, sobre la superficie” de las prendas.

La primera conclusión a la que llegaron los investigadores fue que las manchas encontradas “no habían sido dejadas por el material existente en el lugar de hallazgo del cadáver, ya que no eran compatibles con barro, tierra o polvo del entorno”.

Debido al patrón de las marcas, se sospechó rápidamente de que éstas fueran dejadas por zapatos.

 

Compatibles

Así, la policía incautó los calzados del único imputado, el tío abuelo del menor, Jorge Escobar Escobar. En total, fueron dos pares de botas y cuatro pares de zapatos. La atención del equipo recayó en dos: unos Albano, talla 39 modelo de la línea Steve; y unos Krosso, sin número visible.

La selección de éstos respondió a que el resto no mantenía las “medidas, formas, diagramas o figuras compatibles” con ninguno de los rastros observados, precisa el informe.

Todo derivó en una larga etapa de pruebas comparativas, en las que utilizaron ejemplares nuevos de los zapatos y de las prendas del menor. A partir de esto, identificaron marcas identificadas como primarias o de clase y secundarias. Las primeras corresponden a aquellas dadas a todo calzado por el fabricante; mientras que las últimas son propias del calce del individuo. Es decir, aquellas producidas por el uso y desgaste de cada persona, que también pueden incluir daños, cortes, quemaduras o elementos ajenos adheridos a la planta, entre otros.

Ambos tipos de marcas serían encontradas en T. y sus vestimentas.

 

1 en 127 millones

Según concluyó el informe, los zapatos Albano, tanto izquierdo como derecho, “poseen diseño compatible y coincidente dada su morfología (…) para producir las señales primarias (o de clase) de los rastros parciales observados” en las vestimentas de T. En concreto, son cinco manchas distribuidas entre el polerón, la polera y el slip.

El documento también estableció que el zapato izquierdo coincide con dos señales secundarias identificadas en el polerón del menor. De acuerdo a lo señalado en el peritaje, este calzado -a diferencia del diestro que presentaba mayor desgaste- podía dejar “marcas lineales en forma de cruz”, figura detectada en las telas.

Según estableció el Labocar, “la probabilidad de ocurrencia de mantener este daño en el calzado izquierdo, en esa forma y zona acotada particular es de 1 en 16 mil veces a que pudiera repetirse”.

Para dos señales secundarias, como fue en este caso, “la probabilidad de ocurrencia es de 1 de cada 127.992.000”.

 

Las marcas 

 

El peritaje también estableció coincidencias entre las marcas identificadas en el cuerpo de T., con la suela del zapato Albano incautado a Escobar.

En la frente, por ejemplo, hallaron siete círculos “compatible en forma y tamaño al diseño de colmena” del calzado. Lo mismo ocurre con una señal encontrada en el labio superior.

Hacia la zona de la extremidad inferior derecha se encontró una marca en forma de “L” y otra más extensa en el antebrazo izquierdo. Ambas se condicen con los mismos zapatos, sostiene el informe.

Los Albano, sin embargo, no fueron los únicos calzados de Escobar coincidentes en las pruebas. En efecto, cerca del dedo meñique de T. los investigadores descubrieron una señal en forma de “V”.

De acuerdo al informe, dicha huella era “compatible al taco” de unos zapatos marca Krosso, sin número identificado, que también les fueron incautados al imputado.

Según fuentes consultadas por Radio Bío Bío, los resultados de este informe fueron ratificados en diligencias posteriores, las que fueron informadas a principios de este año a la fiscal regional del Bío Bío, Marcela Cartagena.

Estos últimos peritajes sostienen que el menor fue víctima de un ataque sexual previo a su deceso, tal como la propia persecutora lo refrendó en su más reciente conferencia de prensa.

Asimismo, las labores investigativas señaladas determinaron que quien participó en la muerte de T. además movió y ocultó el cuerpo. De acuerdo a lo indicado, el victimario corresponde a una persona conocedora del territorio donde ocurrieron los hechos y que fue capaz de desplazarse sin ser descubierta ni llamar la atención.

Con todo, el peritaje no concluye que Escobar participara de la muerte del niño, pero sí que las huellas de su calzado estaban en las vestimentas y cuerpo del menor. Fuentes ligadas al caso también apuntan a la existencia de otros sospechosos.

El 2 de marzo de 2021, Jorge Escobar fue formalizado por el delito de homicidio calificado. Sin embargo, tras dos años y ocho días, el Ministerio Público, ante la falta de mayores pruebas, no pudo sostener su imputación inicial. Hoy, Escobar enfrenta cargos por abandono de menor con resultado de muerte.

La Fiscalía Regional del Bío Bío no estuvo disponible para este reportaje.

 

"No tiene la suficientes fuerza"

En entrevista con BBCL Investiga, el defensor regional del Bío Bío y representante de Jorge Escobar, Osvaldo Pizarro, insistió en la inocencia del imputado y restó validez al peritaje de Carabineros.

—Es un informe que no tiene un peso, no tiene una entidad, no tiene una seriedad, no tiene una metodología, no tiene la suficiente fuerza probatoria para poder pensar en sostener una acusación o en una imputación o una participación de Jorge Escobar en un homicidio.

A juicio del defensor, el tío abuelo no cumplió un rol de autor, encubridor o cómplice en la muerte de T.

Pizarro sostiene que no existen antecedentes “serios, concretos, suficientes, verosímiles y fiables” que permitieran “imputar una conducta y una participación asociada a un homicidio”.

—Desde el momento en que el Ministerio Público varía su imputación, dejando de lado la existencia de un homicidio y la participación de don Jorge en cualquiera de las aristas de ese homicidio, evidentemente que el informe al cual tú te refieres carece de cualquier mérito, valor probatorio e incluso es un elemento que fue descartado por parte del Ministerio Público.

Y agrega:

—No hemos sido jamás en esta investigación una defensa que apunte a que, por duda razonable, don Jorge Escobar no es responsable. Nosotros desde el día uno hemos planteado en esta investigación que don Jorge Escobar no tiene ninguna responsabilidad y no le resulta imputable objetivamente la muerte.

 

"Le destruyeron la vida"

Consultado por la reciente reformalización, Pizarro es categórico:

—Es evidente que el delito de abandono nunca ocurrió.

Asimismo, el defensor cuestiona el peso científico de los peritajes realizados a lo largo de este caso y apunta a un sesgo investigativo de la fiscalía.

—Espero el día de mañana, cuando Jorge Escobar sea absuelto por el delito de abandono, yo espero que uno de los grandes temas que se traten al alero de este caso, son todos los errores del sistema de justicia criminal. Porque, créeme, yo no quiero ser juzgado por este sistema de justicia criminal el día de mañana, y tú tampoco. Porque pudieron ver por dos años y ocho días lo liviano que es imputarle a alguien un delito de homicidio sin nada, para que esperes al final, que tengas que recurrir a las universidades extranjeras, para que te digan “no, no, no, ¿sabes qué? No hay nada”.

Con todo, Pizarro insiste en sus críticas al proceso contra su representado.

—No es un chiste la libertad de las personas. A Jorge Escobar le destruyeron literalmente la vida. Ese hombre no va a volver a ser el mismo que era antes. Literalmente le jodieron la vida —sentencia.