Crédito fotografía: 
EFE
La emisión de gases de efecto invernadero es uno de los causantes del calentamiento global, afectando la vegetación nativa principalmente, sobretodo en la zona centro-sur del país, causando la desaparición de miles de ejemplares del territorio, por lo que expertos alertan que si la emisión de este gas se mantiene, se perdería un 43,6% de la vegetación del país entre el año 2061 y 2080.

 

El 43,6 % de la vegetación nativa de Chile estaría en "alto riesgo" de desaparecer entre 2061 y 2080 en caso de mantenerse la emisión de gases de efecto invernadero en las tasas actuales, reveló este miércoles un estudio de la estatal Universidad de Chile.

La investigación, liderada por la Universidad de Chile y publicada en la revista Science of the Total Environment, indica que las zonas más expuestas se encuentran en las cordilleras de Los Andes y de la Costa, (al centro-sur del país), y las principales especies afectadas serían robles, coihues, raulies y hualos, entre otros "Nothofagus" que comprenden más del 50 % de la superficie de bosque nativo del territorio, el cual presentaría un 40 % de riesgo climático.

En este sentido, "Los bosques de pewenes (Araucaria araucana) y alerces (Fitzroya cupressoides) ya se encuentran amenazados de extinción. De acuerdo a nuestro estudio, ambas especies presentan un riesgo climático por sobre el 95 % a futuro", señaló el investigador jefe y académico de la Universidad de Chile, Andrés Muñoz-Sáez.

Del mismo modo, el altiplano (norte), se vería afectado, con un 80 % de la vegetación de la estepa y más del 90 % de los salares en alto riesgo, y especies de gran longevidad del sur.

Restauración ecológica

Según el experto Muñoz-Sáez, el fin del estudio es ayudar a generar políticas públicas que permitan "gestionar la resiliencia de los tipos de vegetación y facilitar la restauración ecológica".

Por otro lado, si bien las zonas de alto riesgo aumentarán a medida que suba la temperatura del planeta, el documento también arroja algo de luz y explica que otras partes operarán como "refugios climáticos", especialmente en los fiordos de Magallanes y Tierra del Fuego.

Territorio crítico Nacional

El pasado 9 de agosto, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), el órgano de las Naciones Unidas para entender el impacto de los seres humanos en el calentamiento global, publicó su sexto informe que predice un aumento de las temperaturas en 1,5 grados centígrados en las próximas dos décadas.

Es así, como nuestro país, con 4.000 kilómetros de longitud, además de climas y orografías muy diversas (desierto en el norte y vastos bosques y glaciares en el sur), está considerado como uno de los 35 puntos críticos de biodiversidad del mundo, con un 50 % de sus especies vegetales endémicas en peligro.

El país sufre desde hace 13 años la peor sequía de su historia debido al cambio climático y media docena de sus regiones están bajo la emergencia climática agrícola por la falta de agua. 

 

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X