Martes 15 de Noviembre de  2022
EXPERIENCIAS INOLVIDABLES

Punta de Choros, explorando el turismo aventura en el norte de la región

Buceo, esnórquel, surf, yoga y caminatas por el entorno y sitios arqueológicos, son algunas de las actividades que tiene Punta de Choros en la comuna de La Higuera para ofrecer. Panoramas que no requieren de experiencia previa y son ideales para principiantes

Créditos: Cedida
Por
Escrito en REGIÓN el

Es conocida principalmente por los paseos náuticos, avistamiento de especies marinas y la Reserva de Pingüino de Humboldt. Sin embargo, la localidad de Punta de Choros de la comuna de La Higuera, cuenta con una serie de atractivos, exquisita gastronomía y panoramas que la hacen un lugar idóneo para visitar y disfrutar de unos días de aventura y de relajo a orilla de playa.

Cada día son más las personas que buscan realizar actividades nuevas y al aire libre, especialmente después de la pandemia, es por ello que ha ido tomando fuerza el turismo de aventura y de intereses especiales junto al turismo de bienestar, motivando así a los prestadores de servicio a ofrecer una variada oferta que conjuga ambos.

En ese sentido, el Centro Turístico Memo Ruz se encuentra preparado todo el año para recibir a los visitantes en su privilegiada ubicación en la playa, frente a isla Damas en el sector norte muelle San Agustín de Punta de Choros.

“En alojamiento tenemos cabañas, departamentos y camping y todo está con quincho, estacionamiento, cocina, cada persona que viene puede obviamente cocinarse sus propios alimentos y ver el mar, porque estamos frente a la costa”, consignó Ivonne Ronc, administradora del centro.

Un lugar que se destaca por los servicios que ofrece, como el buceo autónomo, ideal para salidas a quienes ya bucean o están iniciando y quieren aprender del deporte y vivir el bautizo del buzo. Para ello, cuentan con instructores capacitados y todo el equipamiento para realizar la actividad de forma segura, además de la autorización de la Gobernación Marítima para ejercer el buceo autónomo y la certificación PADI International.  

“Las personas con la inmersión quedan fascinadas, alucinando y como a muchos de ellos les gusta la idea de volver y seguir, incluso hacen el curso para poder seguir buceando en cualquier parte del mundo”, detalló.

Una actividad disponible durante todo el año, siempre y cuando las condiciones del mar lo permitan y donde se pueden realizan los distintos cursos de buceo como el Open, Advance y Rescue.

Adicional a ello, tienen un centro de Hata Yoga, donde pueden realizar y aprender desde el inicio yoga con una instructora capacitada, con quien pueden concertar sus prácticas, ya sea en grupo o de forma individual.

“Cuando nosotros llegamos no había nada de turismo acá, nos instalamos con camping y poco a poco fuimos creciendo incentivados por las personas que nos visitaban y que gustan de hacer turismo en un lugar ad portas de un desierto, donde todo cuesta y donde hemos ido de a poco implementando el centro. A nosotros nos gustan las familias, nos gusta la tranquilidad, nuestro centro no es para bullicios, es de meditación y relajación”, señaló la administradora.

Por otro lado, a 300 metros de la playa Barrancas de Punta de Choros se encuentra Casa Ananda, emprendimiento familiar que ofrece alojamiento con sus dos cabañas para cinco personas y dos departamentos para dos personas.

Allí se pueden realizar diversas actividades como clases de surf personalizadas, bodyboard, trekking por el entorno para conocer la flora y fauna, caminatas en sitios arqueológicos y ancestrales del lugar y sesiones de esnórquel guiadas, además de contar con una tienda de ropa propia con fotografías de paisajes y biodiversidad del lugar.

“Este tipo de turismo ha ido de menos a más, yo creo que la pandemia causó una explosión de ganas en la gente de conectarse con la naturaleza, de salir del encierro y de estar al aire libre”, comentó Teresita Reyes, dueña del lugar.

Para ello, cuentan con todo el equipamiento e instructores capacitados, todos parte de la familia, quienes se preocupan de otorgar los mejores momentos a quienes los visitan.

 “La experiencia del turismo outdoor es parte de las vacaciones, todas las experiencias están ligadas a lo que quieren las personas, recibir descanso, comodidad y reconectarse de lo que es vivir con los sentidos y la naturaleza misma. No se necesita saber nada para hacer esnórquel o subirse a una tabla porque los instructores están capacitados para hacer vivir al turista la experiencia al 100% de la naturaleza”, concluyó Reyes.