Jueves 1 de Diciembre de  2022
TRAS DOS AÑOS ACTIVIDADES EN MEDIO DE LA PANDEMIA

Hospital de Ovalle concluye su proceso administrativo y recibe su autorización sanitaria

La alerta sanitaria decretada en el país el 2020 hizo que las autoridades dispusieran de atribuciones especiales para enfrentar el COVID-19, como permitir que los hospitales nuevos atendieran pacientes mientras esperaban el resultado de su autorización sanitaria.

Créditos: Cedida
Escrito en REGIÓN el

El principal recinto de salud de la Provincia de Limarí fue uno de los cinco hospitales del Chile que adelantaron su apertura durante el año 2020, con el fin de apoyar el plan de contingencia del Ministerio de Salud (MINSAL) para hacer frente al Coronavirus, dado que se requería aumentar rápidamente las camas en la red pública para hospitalizar pacientes con requerimientos de tratamientos y cuidados críticos. Debido a este cambio de fechas en el plan de traslado del recinto, el hospital tenía pendiente la conclusión del proceso de autorización sanitaria, el cuál finalizó este martes con un acto simbólico de las autoridades de salud para cerrar la puesta en marcha del Hospital Provincial de Ovalle. 

En medio de la alerta sanitaria decretada en el país por la pandemia, la autoridad dispuso de atribuciones especiales para enfrentar esta enfermedad, como permitir funcionar a los hospitales nuevos mientras esperaban el resultado del proceso de autorización sanitaria. La puesta en marcha del recinto se adelantó para el 23 de marzo del 2020, cuando comenzó el traslado de los primeros pacientes hospitalizados a las nuevas dependencias, este cambio de fecha se debió a que 20 días antes, ya había llegado el primer caso de COVID-19 al país.

Respecto a esto, el Dr. Jorge Gutiérrez, director (s) del Hospital Provincial de Ovalle, explicó que “afortunadamente y venciendo todo tipo de dificultades, se logró obtener esta autorización sanitaria, lo que nos permite trabajar más tranquilos, tener la certeza de que el edificio ya está saneado en ese sentido y que podemos trabajar mirando hacia el futuro, principalmente porque el recinto tuvo que adecuarse a las restricciones de la pandemia relacionadas a los aforos y aislamientos durante la atención de pacientes”.

Sin embargo, el directivo afirmó que, “el hecho de hacer este proceso de aceleración del funcionamiento producto de la pandemia fue bastante difícil, incorporarse a un edificio con dependencias nuevas y flujos de acción distintos fue bastante dificultoso, yo lo viví en el período inicial como jefe de la unidad de emergencia y fue bastante complejo”, haciendo hincapié en que el siguiente desafío de la institución es comenzar su trabajo de acreditación en seguridad y calidad de atención hacia los pacientes.

Oficial

Ahora el principal Hospital de la Provincia de Limarí cierra su puesta en marcha y se transforma oficialmente en un establecimiento con una estructura y organización de acuerdo con la normativa establecida por el MINSAL.

Según la Seremi de Salud de la Región de Coquimbo, Paola Salas,  “hemos terminado la puesta en marcha de este hospital, con la entrega de la autorización sanitaria que costó mucho trabajo, porque es la autorización sanitaria más grande que hemos entregado en estos ocho meses que llevamos de administración del estado, donde las características de un hospital para poder ser autorizado sanitariamente, son inmensas, porque cada sala de procedimiento, cada box de atención médica o pabellón de acción quirúrgica, o todos los lugares donde las personas son atendidas, tiene que ser autorizado por nosotros”.

En esa misma línea, la seremi explicó que “la atención de salud siempre es mejor cuando uno tiene una mejor infraestructura, nuestros usuarios lo merecen y también dignifica el hecho de que su atención sea en un buen lugar”.

En tanto el director (s) del Servicio de Salud Coquimbo, Germán López, la estrategia de adelantar la entrega del hospital en el 2020 “vino a fortalecer la red asistencial”. La autoridad regional profundizó en que hace dos años “teníamos un gran problema de camas, faltaban muchas camas de UPC, tanto de camas UCI como UTI, había un déficit bastante grande en la región, y eso ayudó a que esta infraestructura que estaba recién hecha, nos la pudieran entregar para poder utilizarla con una autorización provisora desde el ministerio que se dio producto de la pandemia”

López recuerda que esta medida “nos permitió, además, trabajar con los dos hospitales en paralelo, teníamos los pacientes que fueron trasladados aquí y también teníamos el hospital antiguo que era el hospital de contingencia, con la apertura de pacientes COVID y eso fue una estrategia que vino a ayudar a descongestionar la red asistencial”.