Miércoles 8 de Febrero de  2023

Controversia en el GORE: Denuncia de maltrato y descontento por actuar de Krist Naranjo

La dirigenta Náyade Aguirre indicó que el proceso está en investigación sumaria y, hasta ahora, no han logrado concretar una reunión formal con la autoridad para tratar estos temas. En cuanto a la situación que afecta a una periodista del Consejo Regional, mal evaluada por la gobernadora, señala que podría ser catalogada de persecución, ya que en una conversación informal le habría manifestado su deseo de despedirla.

Escrito en REGIÓN el

Como irregular calificó la presidenta de la Asociación de Funcionarios del Gobierno Regional, Náyade Aguirre, el proceso de precalificación a una trabajadora del Consejo Regional por parte de la gobernadora Krist Naranjo. 
El hecho fue denunciado por los consejeros durante la sesión del día miércoles, en que se cuestionó que la autoridad precalificara a la funcionaria pública durante los meses de septiembre, octubre y noviembre, debido a que si bien en esa fecha era parte del equipo de prensa del Gobierno Regional, durante el proceso de calificación ya era miembro del Consejo Regional. Tras una discusión en duros términos, se procedió a votar que la Contraloría Regional se pronuncie sobre la legalidad del proceso. Votación que consiguió 15 fotos favorables y uno en contra, el de la propia gobernadora.
La dirigente indicó que como Federación tenían antecedentes del hecho y estaban a la espera de mayores detalles sobre la situación. Sin embargo, insistió que el Reglamento General de Calificaciones establece claramente que quien debe calificar a la funcionaria es la última jefatura. 
“Sin embargo, si durante el período se ha tenido distintos jefes, estos jefes deben hacer llegar información del desempeño del funcionario al último calificador”, explicó.
Según añadió Aguirre, lo curioso de la situación no sólo reside en que se contravendría el reglamento, sino que la funcionaria fue calificada dos veces por el mismo período: por la secretaria ejecutiva del CORE, que sería su actual jefa directa; y luego por la gobernadora regional, que fue su jefa durante el período anterior.
“La situación es irregular, no tenemos antecedentes de que haya sucedido una situación igual, de un funcionario o funcionaria que haya sido calificado por dos jefaturas en el mismo período”.
Según Aguirre, le correspondería a la secretaria ejecutiva realizar la última evaluación y que esa calificación la hizo, en forma y plazos que están establecidos en el reglamento de calificación. Hay plazos y condiciones que se tienen que cumplir”, indicó.
“Nosotros felicitamos al Consejo Regional por haber tomado la decisión de enviar los antecedentes que ellos poseen y que nosotros no tenemos a la Contraloría para ver la legalidad de la situación que se está viviendo”, dijo.
Añadió que analizarán las acciones a seguir.


Persecución y maltrato


Consultada, la dirigente explicó que no sería la única situación conflictiva. Indicó que existiría una denuncia de maltrato en contra de la gobernadora por parte de una funcionaria del área de gabinete que fue ingresada en noviembre del año pasado.
“Hubo una situación de maltrato y tenemos antecedentes de otras situaciones pero que no han llegado a denuncia porque se han dado en el equipo más cercano”, indicó.
La denuncia estaría en proceso de investigación sumaria, según lo establecido por la ley.
Consultada Aguirre si la situación que afecta a la profesional de las comunicaciones correspondería a una persecución, como fue tildada por algunos consejeros regionales, indicó que hay antecedentes que permitirían configurarlo como tal.
“Claramente están los antecedentes para configurar una situación como esta, que no se comprende cuál es el empeño de realizar la precalificación a alguien que ya no está prestando sus servicios profesionales en su entorno cercano”, dijo. 
“Efectivamente, hay que considerar que la funcionaria estuvo con licencia médica y están los antecedentes para que se piense que hubo una persecución; toda vez que la gobernadora, en una reunión informal que sostuvimos, me señaló la intención de despedir a la funcionaria. Muchas veces se da que de mala forma se utilizan las evaluaciones de desempeño para justificar decisiones arbitrarias y maltrato, recalificando mal a un funcionario por otras situaciones ajenas al desempeño profesional”, agregó.
La conversación entre la gobernadora y la dirigente se habría dado al coincidir en un Congreso. Hasta ahora, la funcionaria solo habría sido precalificada y no ha sido despedida.
Aguirre agregó que los consejeros regionales señalaron que la profesional ha tenido un excelente desempeño en las distintas administraciones, “no está en juego su calidad profesional, lo demuestra la valoración transversal de los cores a su desempeño. Por ello que públicamente se pronuncian sobre la irregularidad que se habría cometido en este caso”.
Agregó que como asociación gremial le solicitaron a la gobernadora una reunión formal para tratar la denuncia por maltrato y otras situaciones.
“Hemos tenido la negativa de la gobernadora a recibirnos. Nos ha derivado a reunión con otras jefaturas que no tienen que ver con el tema de los funcionarios. Llevamos más de dos meses y medio para ver el tema gremial y laboral, y no hemos sido recibidos por ella. Por eso señalo que tuve una conversación informal con ella donde tratamos este tema de los maltratos. Formalmente no nos ha recibido, no hay diálogo con la jefatura”, puntualizó.
Agregó que inicialmente se había hablado la posibilidad de reuniones mensuales, pero debieron recurrir a la Ley del Lobby para acceder a la autoridad, sin respuesta.