Viernes 12 de Agosto de  2022
FUERON EMITIDOS EN LA ÚLTIMA SESIÓN DE CONCEJO

Concejal de Coquimbo es denunciado por la Defensoría de la Niñez y pide disculpas

Si bien la autoridad pidió disculpas tras hablar de “niños mongolitos”, la Defensoría de la Niñez presentó esta acusación ante el ente persecutor de la comuna de Coquimbo por “trato degradante” tras sus afirmaciones.

Créditos: Cedida
Escrito en REGIÓN el

Una lluvia de críticas generaron los dichos del concejal de Coquimbo, Abraham Schnaiderman, en la última sesión del órgano colegiado, cuando se refirió a los niños en situación de discapacidad como “mongolitos”.

Todo comenzó luego de que el concejal Nelson Martínez encarara al químico farmacéutico por desviar la discusión en materia de seguridad. “Tengo harto cariño por don Abraham, pero siempre cuando no le parece algo interviene y pide que se ciñan al punto (...)Le pediría que no toque más las papayas cuando estemos hablando de estos temas, porque siempre habla de las papayas cuando no corresponde. El respeto para todos, nadie lo interrumpe a él cuando insiste con las papayas”, agregó.

Schnaiderman respondió con polémicos dichos que lo mantienen en el ojo de la crítica. “Estoy dolido por esto de las papayas (...) En ningún momento mencioné las papayas (...) Y le voy a decir una cosa: todo mi domingo, mi viernes, mi sábado trabajé por los niños coquimbanos muy especialmente por los que sufren, no como otros”, agregó.

Acto seguido, añadió que “fui a una residencia y ahí hay niños que son mongolitos, enfermitos y sufren mucho”, continuó.

El concejal Camilo Ruiz lo interrumpió, pidiendo respeto, “no puede hablar de esa manera… asesórese, ya no se dice así” y de vuelta, Schnaiderman aseguró que “el respeto me lo tienen que tener a mí por los años de experiencia, lo que estoy entregando a Coquimbo. Estamos trabajando, no estamos hueveando”.

Los polémicos dichos generaron molestia, la que quedó plasmada en redes sociales y por supuesto en las plataformas de El Día, a lo que se sumaron críticas de sus propios colegas y también de organizaciones de padres de niños con capacidades diferentes.

Si bien el concejal se disculpó por medio de un video, de todas maneras la Defensoría de la Niñez tomó cartas en el asunto y presentó una denuncia ante la Fiscalía de Coquimbo.

Por medio de sus cuentas en redes sociales, señalaron que “ante las inaceptables declaraciones del concejal Abraham Schnaiderman Volosky, informamos que esta mañana (ayer) hemos presentado ante la Fiscalía de Coquimbo una denuncia por trato degradante en su contra, haciendo uso de nuestras facultades legales”.

Si bien este medio se comunicó con la Defensoría de la Niñez, solo añadieron que de momento no pueden entregar más antecedentes respecto de la denuncia. Por su parte, desde el ente persecutor porteño afirmaron que efectivamente ingresó la denuncia y se procederá a revisar los antecedentes que esta aporta.

Consultado si está preocupado por esta denuncia y la repercusión mediática de lo ocurrido, Schnaiderman aseguró a diario El Día que “está bien que la hayan presentado porque tienen que defender a los niños. Pido disculpas a ellos, a las mamás. Esto no se volverá a repetir, reconociendo que aquí hubo un problema generacional, porque yo estudié el síndrome y se conoce como mongolismo. Hoy son otros los vocablos y yo no estoy al día a veces”, argumentó el químico farmacéutico.

 

Amplias críticas

 María Guardia, presidenta de la Agrupación Zoe, aseguró a El Día que “lamentablemente siempre nos hemos visto menoscabados por este tipo de actitudes y dichos de algunas autoridades, que es lo que más me sorprende. Es importante que se informen de cómo deben referirse a niños en condición distinta. Las personas tienen que ser muy respetuosas”.

Jeanine Rivera, presidenta de la agrupación Autismo IV Región, subrayó que “el concejal ocupó un lenguaje muy violento y agresivo al referirse a niños como mongolitos. La verdad es que muchas familias no tienen la forma de hacer saber su molestia. Me imagino que él no vive la discapacidad al referirse de esa manera. Lo cierto es que como agrupaciones estamos muy molestos”.

Alicia Acuña, mamá de joven con autismo y epilepsia, indicó que “lo que sucedió refleja la enorme ignorancia que tenemos como sociedad respecto de lo que significa la discapacidad y de lo que vivimos todos los días las familias. La discriminación es una realidad”.

Mauricio Pulgar, vocero de la agrupación Autismo Severo Chile, señaló que “en este país todos somos chilenos y nadie pertenece a la nacionalidad mongola. Por ende, ningún niño o adolescente que tenga síndrome de down está enfermo, es una realidad de salud y en ese sentido las declaraciones del concejal son inaceptables”.

 

Desafortunados dichos

Los pares de Schnaiderman tuvieron severas críticas. El concejal Ignacio Plaza subrayó que “es importante el uso correcto del lenguaje, en especial de las autoridades. Recordemos que el lenguaje crea realidades y es por esto que hay que evitar utilizar términos violentos. Entendemos que muchas veces se suele caer en esto por ignorancia, pero otras veces igual por falta de empatía”.

El concejal Guido Hernández condenó lo sucedido. “Tuve la oportunidad de hablar con él, reconoce su error y sabe que tiene que actualizar sus conceptos. Quiero pensar que no hubo una mala intención en su forma, pero indudablemente él debe actualizarse en este tipo de temáticas. Generó mucho dolor en las familias y debemos aprovechar esta oportunidad para debatir más a fondo sobre el significado del respeto”.

El concejal Felipe Velásquez agregó que “es reprochable el empleo de ciertas palabras para referirse a los niños en situación de discapacidad. De todas maneras, considero que la forma en que lo planteó el colega no refleja una mala intención. No pretendía insultar a los niños, pero esto sin duda hay que corregirlo”.

En tanto, el concejal Nelson Martínez argumentó que “una cosa es salirse de madres y la otra es caer en estos lenguajes que generan discriminación”.

Consultados por El Día, el Municipio de Coquimbo y el alcalde Alí Manouchehri no emitieron declaraciones por lo ocurrido.