Mientras aumentan los reportes de ejemplares encontrados

Prohibición de baño por fragata portuguesa no estaría siendo respetada

Desde que se diera la primera alerta, las autoridades han advertido de la peligrosidad de esta especie cuya picadura provoca fuerte malestar e incluso puede llegar a ser letal.
sábado, 10 de febrero de 2024 · 13:59

Hace algunos días, el Servicio de Salud entregó a nuestro medio un informe por la presencia de ejemplares de fragata portuguesa en el borde costero de la región, principalmente de Coquimbo y La Serena. 

Según el documento, hasta hace dos días había más de 60 ejemplares reportados y 19 casos de personas picadas por esta especie, que al entrar en contacto con la piel produce severas irritaciones que, de no recibir atención, pueden llegar a causar la muerte. 

Al parecer, su presencia aumenta con el paso de los días ya que, hasta el cierre de esta edición, tres playas se encontraban inhabilitadas para el baño por la presencia de estos pequeños hidrozoos. 

De estas tres playas, una pertenece a La Serena - playa Mansa . mientras que  las otras dos son la playa de Peñuelas y la playa Socos, ésta última en el sector de Puerto Velero, Tongoy. Estas últimas dos pertenecen  a la comuna de Coquimbo. 

Todo esto sucede en un momento crucial para el turismo regional, pues según las proyecciones entregadas por Angélica Funes, directora regional de SERNATUR, para este mes de febrero se espera un 80% de reservas en los sectores más emblemáticos del territorio.

Sin embargo, a pesar de las restricciones por causa de la fragata portuguesa, la directora de SERNATUR indicó que no se han percibido disminución en el flujo de turistas por este motivo y que incluso, las cifras se están aproximando a lo que fue la temporada de 2023, en la misma fecha. 

CASO OMISO A LAS ADVERTENCIAS 

Sin embargo, el coordinador de los salvavidas de Avenida del Mar de La Serena, Germán Barraza, denunció  que los bañistas no respetan las advertencias impuestas por la presencia de los hidrozoos. 

“El día de ayer (miércoles) se nos informó de la presencia de siete fragatas y se cerró la playa Mansa, con un perímetro de 800 metros. Pero eso no significa que van a salir todas las fragatas en ese mismo sector porque aquí cambian las corrientes muy rápido”, explica Barraza sobre la prohibición de baño en el sector. 

“Los salvavidas tenemos que informar a la gente que no se pueden bañar en ese sector específico, pero la gente se baña igual. Tenemos que estar sacándolos, corriendo y a veces hay problemas también. Ellos no entienden que esa orden no la damos nosotros, sino que viene desde el Servicio de Salud”, indica el coordinador en relación a la porfía de los bañistas.

LA SITUACIÓN EN COQUIMBO

En tanto, desde la Oficina de Gestión de Riesgos de la Municipalidad de Coquimbo, indicaron que, respecto a la presencia de este organismo en las playas, se está trabajando con un plan preventivo por parte de los salvavidas y rescatistas, quienes entregan información a los bañistas y constantemente recuerdan las normativas a través del megáfono.

A pesar de estas medidas y de la obvia presencia de las banderas amarillas que indican la restricción de baño por la presencia de este animal, desde la oficina indican que lamentablemente se observa mucha imprudencia de parte de personas que ignoran las instrucciones de la autoridad.

Por ello, desde el municipio insiste  en la importancia de respetar las normas de seguridad y, por lo mismo, ante cualquier eventualidad, se dispone de un equipo de rescatistas que es liderado por un profesional paramédico. 

PAPEL DE LA GOBERNACIÓN MARÍTIMA EN LA PREVENCIÓN

Desde la Gobernación Marítima, informan que se trabaja en un plan preventivo para restringir la actividad de baño. Sobre las medidas restrictivas, el gobernador marítimo, comandante Ricardo Alcaíno, aclara que “no es que la playa está cerrada. Se restringe el baño y se permite hacer ciertas cosas con traje o actividades deportivas, lo que sale especificado en la resolución sanitaria. Nosotros colaboramos a la acción y en caso de que exista alguna imprudencia, nosotros indicamos para que no se corran riesgos”.

El comandante Alcaíno también indica que, en caso de una fiscalización por parte de la autoridad sanitaria, ésta sí puede tomar ciertas acciones en el marco de sus atribuciones legales. Pero desde la Gobernación Marítima la labor principal es colaborativa respecto a la difusión de información sobre el peligro existente por la presencia de la fragata portuguesa. 

SÍNTOMAS Y PROTOCOLO DE ACCIÓN 

Al recorrer las playas cerradas, nuestro equipo se encontró con Gastón, un turista argentino que el pasado martes tuvo contacto con una fragata portuguesa. Sobre el hecho comenta que tuvo irritación cutánea en sus piernas y brazos, acompañada de malestar sistémico. 

Indica que sufrió dolores de cabeza, vómito y que incluso le dificultó la respiración. Tras lo que vivió Gastón, él mismo refuerza el llamado a los otros veraneantes a no ingresar al agua mientras exista la alerta sanitaria.  

En caso de ser picado por una fragata portuguesa, se debe lavar inmediatamente con agua de mar la zona afectada y retirar los restos de tentáculos, evitando el contacto directo con ellos. No se debe frotar o rascar la piel con arena o toallas. Asimismo, se debe acudir prontamente al centro asistencial de salud más cercano.  

Para mayor información en caso de emergencia está disponible el fono Salud Responde 600 360 7777.

Más noticias interesantes