Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Asesores directos del edil se alistan para poner sus cargos a disposición. Reconocen que hay cierto nerviosismo al interior de la municipalidad, pero esperan que se haga un cambio bajo el espíritu republicano.

Los asesores más directos del alcalde de Coquimbo, Marcelo Pereira, quien perdiera el sillón municipal en las últimas elecciones, se preparan para desembarcar del municipio, puesto que al tratarse de personas de confianza del edil, partirán con él.

Si bien los cercanos no han sido pocos en estos cuatro años, algunos de los cuales adquirieron la calidad de funcionarios de planta, seis serían los de alta confianza que se alistan para dejar sus puestos.

Se trata del administrador municipal, Patricio Reyes; el director de la Secretaría Comunal de Planificación, Claudio Telias; la directora de Desarrollo Comunitario, Carolina White; el director de Seguridad Pública, Francisco Opazo; el director de Servicios Traspasados, Danilo Cerda y el jefe de gabinete Juan Carlos Rojas; pero este último, se duda que renuncie a su cargo, puesto que a pesar de la estrecha cercanía con Marcelo Pereira, sería funcionario de planta y ha trascendido que no optaría por la opción del alejamiento.

También estarían de planta el encargado del área jurídica, Claudio García y en funciones sin cargos aparecería en el área de comunicaciones Juan Carlos Alanís.

En otras funciones menores, pero cercanos a Marcelo Pereira en términos personales, figuran además Pamela Betancourt y Claudio Tonaka.

 

“Traspaso ordenado”

El actual administrador municipal, Patricio Reyes, precisa que por instrucciones del alcalde Marcelo Pereira están preparando un traspaso lo más ordenado posible, “con sentido republicano, porque ya las elecciones pasaron, ya perdimos y, por tanto, uno tiene que asumir la derrota y hacer las cosas bien para que se entregue de manera adecuada el poder de un equipo a otro”.

De todas formas, Reyes reconoce que hay personas, como es su caso, que pondrán su cargo a disposición y que deja el municipio en cuanto asuma el nuevo edil, pero entiende que hay funcionarios que son de planta y pueden permanecer. “Saben que pueden ser trasladados a otras áreas y eso es parte también de las facultades que tiene el alcalde. Hay nerviosismo obviamente. Siempre hay nerviosismo en la gente que queda, porque no se sabe cuál va a ser la postura del nuevo alcalde en muchas cosas y eso yo creo que ha pasado en todos los ámbitos, en todas las transiciones, es normal que eso ocurra. Hay nerviosismo generalizado, esa es la realidad”.

De todas formas Patricio Reyes indica que de acuerdo a las declaraciones que ha hecho Alí Manouchehri, “hay que estar tranquilos, porque me da la impresión que él va a llegar, dejando de lado los que somos de confianza, y tendrá que evaluar las funciones de cada uno, de los que son funcionarios de carrera, antes de determinar si continúan o no o si cambian de funciones, no creo que sea algo tan automático como que él llegue y que al otro día ya no haya mil funcionarios”.

 

Nueva administración

Si bien el alcalde recientemente electo, Alí Manouchehri, ha enviado un mensaje de calma a los trabajadores municipales, en el sentido de que no asumirá aplicando una ola de despidos, ha sido claro también al señalar en entrevista con diario El Día en ediciones anteriores que “sabemos que hay personas que han sacado un provecho individual por sobre el provecho colectivo y esas no van a tener cabida en mi administración. Los operadores políticos le han hecho un daño tremendo a la ciudad”.

Lo que está claro, por el momento, es que los asesores más cercanos de Marcelo Pereira se preparan para dejar el municipio junto con él y que el nuevo edil, prepararía una evaluación de los funcionarios municipales antes de adoptar medidas.

 

Suscríbete a El Día y recibe a diario la información más importante

* campos requeridos

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Diario El Día

 

 

 

X