Sábado 26 de Noviembre de  2022
ELEMENTOS CLAVE

Rapidez en la construcción y calidad: los principales beneficios de las casas prefabricadas

Hoy en día son cada vez más las opciones que existen para adquirir una vivienda prefabricada, las que tienen la facilidad de adaptarse a las necesidades de las familias, ya sea, en tamaño, diseño, materiales y el hecho de ampliarse con el tiempo, siendo una gran alternativa.

Créditos: Cedida
Por
Escrito en TENDENCIAS el

En un mundo cada vez más acelerado, donde el tiempo vale oro, la rapidez en la construcción sin duda es un tema relevante al momento de escoger una vivienda. No se trata de tener una casa de un día para otro, sino de tiempos mucho más acotados y a valores más asequibles que la edificación tradicional.

Casas armables que han ampliado su oferta y actualmente existen para todos los gustos y necesidades, pero sobre todo que han mejorado su calidad y crecido en opciones de materiales.

Es por ello, que al momento de buscar una vivienda prefabricada es importante tener claro qué se busca y recorrer el mercado para ver cuál es la opción que más se adapta y cumple con los objetivos que se requieren. 

En ese sentido, Rodrigo Olivares, Licenciado en Ciencias de la Construcción, Ingeniero Constructor y Constructor Civil de la Universidad de La Serena, señaló que existen buenas y malas casas prefabricadas, por lo que era necesario fijarse muy bien en sus características, especialmente en el tipo de material para que sean duraderas en el tiempo.

“No solo guiarse por los metros cuadrados, el precio y el modelo, sino también fijarse en los materiales, si cuenta o no con termicidad, el tratamiento, si tiene posibilidad de agrandarse, los tipos de instalaciones”, expresó Olivares.

Diferencias que a simple vista se aprecian, pero que con los años comienzan a evidenciarse por el desgaste de los materiales, lo que es vital para determinar si la casa durará o no lo esperado.

 “Si uno compra un kit donde las maderas no son con tratamiento y que son mucho más baratas, pueden apolillarse, en especial con el clima de la zona, por eso esas diferencias de precio radican principalmente en la forma que están construidas y cómo están definidas”, añadió.

Algunos de ellos son el grosor de la madera, que idealmente debiera ser de 2x3 o 2x4 pulgadas, el material del revestimiento, tipo de aislante, calidad de la madera, si está o no tratada para soportar la humedad o si tiene tratamiento anti fuego.

TIEMPO DE ENTREGA Y CONSTRUCCIÓN

Por otro lado, las casas modulares cuentan con la característica de ampliarse con el tiempo, lo que trae consigo muchos beneficios, como la opción de empezar a construir e ir creciendo a medida de las necesidades de las familias o cuando se tiene más presupuesto para hacerlo.

Asimismo, pueden personalizarse y cambiar su distribución para dar preferencia al sector de la casa que más guste, permitiendo dejar espacios más abiertos, cocinas americanas, dormitorios como walking closet, entre otras opciones.

Los tiempos de entrega, así como de armado, también son una gran diferencia respecto a la construcción tradicional, permitiendo además una mayor flexibilidad.
“Demoramos lo que el cliente requiera, podemos tardar un mes, dos meses. El contrato, por lo general, son 90 días desde que reserva, pero siempre estamos abiertos al que el cliente necesite entregar en uno o dos meses, si se atrasa por cualquier problema tenemos la flexibilidad de poder retrasar la entrega, eso se va conversando de acuerdo a los avances que tiene con el radier, disponibilidad económica”, comentó Stefanie Campbell, jefa comercial de la III y IV región de Prefabricadas Premium.

Tiempo que son aún más acotados en Home Prefabricadas, “como este concepto es más pequeño, tenemos una capacidad de entrega casi inmediata, porque al ser metros cuadrados más reducidos, estamos sacando cuatro casas al día, porque trabajamos con toda nuestra maquinaria automatizada y por ende los procesos son rápidos”, subrayó Kim Rocha, gerenta de operaciones y procesos de Home Prefabricadas.

En ese sentido, de acuerdo al académico de la ULS, una vez entregado el kit, el proceso de armado suele ser bastante rápido, tardando de una o dos semanas en promedio.

Además, la tecnología y avances en materiales, permite que el cliente pueda escoger las terminaciones. Por lo mismo, las empresas han estado incorporando nuevos sistemas de revestimiento y aislación para mejorar la calidad de su producto, derribando el mito que este estilo de casas son menos seguras y duraderas en el tiempo.