Jueves 4 de Agosto de  2022
AGREDECIÓ EL APOYO

Angie actualiza estado de salud de Anita Alvarado: "Salió todo bien"

Tras varios días de hospitalización, Angie Alvarado informó que su madre ya se está recuperando y agradeció a quienes donaron y se preocuparon por su estado de salud durante el periodo en que estuvo en el hospital.

Créditos: Instagram
Escrito en TENDENCIAS el

A finales de julio se dio a conocer que Anita Alvarado había sido internada de urgencias y se encontraba en un complicado estado de salud, requiriendo donadores de sangre. La actriz había sufrido derrame abdominal, que obligó a internarla en la Clínica Vespucio.

Por esos días, su hija Angie Alvarado había pedido cooperación para la donación de sangre. La joven, que volvió a Chile para estar con su madre, conversó con varios medios y también recurrió a sus propias redes sociales.

“Necesitamos donadores de sangre porque a mi mamá la tienen que operar el martes, porque está con una anemia severa, le encontraron úlceras y tiene medio litro de sangre en su cuerpo que está perdido, que no lo ha expulsado”, contó.

Sin embargo, la noche de este miércoles, Angie Alvarado comunicó a través de su cuenta de Instagram que lo peor había pasado. “Para nadie fue secreto que durante las dos últimas semanas vivimos como familia momentos de tremendo dolor, angustia e incertidumbre”, comenzó.

En el mensaje contó que nunca había visto a su madre en ese estado y su prioridad fue acompañarla. “Mi lugar era aquí junto a ellos, pero siempre mantuvimos la fe y las ganas de que esto pasara rápido y poder tenerla de vuelta en casa con nosotros”, aseguró.

“Hoy les puedo contar que la operación a la que se sometió, salió todo bien. El equipo médico fue impecable, hoy ya está en casa!!. Ahora solo queda cuidarla y regalonearla para que esté al 100?, agregó.

Además, agradeció a quienes donaron y se preocuparon por el estado de salud de Anita Alvarado durante el periodo en que estuvo en el hospital. “No puedo dejar de agradecer a cada una de las personas que se tomó el tiempo de ir a donar sangre, orar, llamar o simplemente desearle la pronta recuperación. Con toda mi alma, muchas gracias”.