Crece debate por perros callejeros y municipio anuncia millonaria inversión en clínica veterinaria

Desde la comunidad médica creen que es necesario discutir sobre la aplicación de la eutanasia para solucionar el problema, lo que es rechazado por organizaciones animalistas. En tanto, desde la casa edilicia, el alcalde Roberto Jacob, pone énfasis en los planes de esterilización y asegura que el primer semestre del 2017, con un costo de 190 millones de pesos, se comienza a construir un centro para atención canina.
martes 06 de septiembre de 2016

Las redes sociales estallaron.  Cuando el domingo diario El Día publicó que en La Serena habían unos siete mil perros sin dueño deambulando por las calles de la ciudad, las opiniones no se hicieron esperar.

La mayoría reconoce el problema. Claro, los canes, además de generar inconvenientes de índole sanitaria, en el último tiempo también se han convertido en un peligro para la seguridad de las personas, ya que se han producido varios ataques en el centro de la ciudad, y, de hecho, ya existe una demanda en contra del municipio por un ataque que tuvo lugar en el Parque Coll.  Sin embargo, lo que todavía no existe es una solución concreta.

Hay quienes responsabilizan al municipio por esta situación. Otros, en tanto, aseguran que los culpables son las mismas personas que en su minuto tuvieron a estos animales como mascotas pero por alguna razón los dejaron en el abandono. Como sea, el debate está instalado una vez más.

Buscando soluciones

El presidente de la Asociación de Médicos Veterinarios de la Región de Coquimbo, Alonso Oñate del Río, no ha quedado ajeno a la problemática y asegura que es urgente encontrar una solución, sobre todo por la seguridad de los seres humanos, ya que admite que los denominados “perros callejeros”, son agresivos, por lo mismo, no es raro que se produzcan los ataques. “Los animales que se han acostumbrado a permanecer en cierta adversidad como los perros de la calle, tienden a manejar y defender su territorio, o lo que ellos consideran su territorio, por lo tanto, cuando nosotros tenemos una problemática como la que hay hoy día en la ciudad, con la cantidad de perros vagos que existen, algo que es evidente, va a aumentar la probabilidad de que exista un ataque. Lo que de verdad es preocupante”, manifestó el profesional.

En cuanto a las responsabilidades, Oñate no le quita culpa a la autoridad tanto municipal como de Salud, las que no han podido controlar la situación. Sin embargo, también enfatiza en que “los perros no llegaron a la calle de la noche a la mañana, hay un responsable en el origen del asunto y tiene que ver con el propietario que algún día tuvo el perro, que no se hizo cargo de él. Pero yo te insisto, aquí hay un problema que, pareciera ser, nadie quiere asumir. Ni las autoridades ni las personas”, indicó.

A la hora de buscar soluciones en concreto, cree que lo que se ha estado haciendo en cuanto a las esterilizaciones es útil, pero no suficiente, y que de pronto la autoridad se limita en tomar decisiones más radicales por lo potente que son las voces animalistas quienes defienden a ultranza los derechos de los perros. “La esterilización ayuda a controlar el tema de la descendencia, que es algo fundamental para que la población no siga creciendo, pero también hay que adoptar otras medidas, porque el canil está colapsado, y así no sirve. Entonces esto se convierte en un saco roto (…) Pienso que se le tiene miedo a los animalistas, porque mueven masas, mueven las redes sociales y estamos en época de elecciones, entonces las autoridades no van a hacer mucho más. Los animalistas tienen mucho corazón, pero poco conocimiento. Por ejemplo, aquí cuando uno habla de eutanasia se producen muchos sentimientos encontrados porque la gente dice que cómo se va a eutanasiar a perritos que están, en teoría, sanos, pero yo no saco nada con tener en la Plaza de Armas, 25 o 30 perros, cuando nadie se puede hacer cargo de ellos y además empiezan a agredir a la comunidad, entonces, cuando esos perros ataquen al alguien, cuando le provoquen un daño mayor que una mordedura, créeme que hasta ahí llega el corazón, es difícil opinar sobre el tema, pero yo creo que uno de los caminos para definir el control de la agresividad es ese. La eutanasia es un camino que hay que discutir”, sostiene el veterinario.

Visión de activistas

Desde la organización que defiende la causa animalista, “Causa Sumados”, una de las fundadoras, Joanne Camacho, aseguran que aquí los únicos responsables del problema de los perros que vagan por las calles son las personas que los abandonan. De hecho, aseguran que el 90% de estos animales en algún momento tuvieron dueño, pero que simplemente se aburrieron de ellos y los dejaron en la calle. Por lo mismo, cree que es inconcebible que haya personas que piensen que la eutanasia sea una solución. “Cómo se alguien puede pensar que hay que matar a los perros si ellos no tienen la culpa de estar donde están”, digo la activista.

En ese sentido, precisó que las soluciones en el mediano plazo, son dos. Primero la Ley de Tenencia Responsable de Mascotas, y también, lo que ya se estaría haciendo, las campañas de esterilización. “Aquí hay una Ley que está durmiendo en el parlamento hace años y yo no sé por qué no ha entrado en vigencia y que obligaría a los dueños de estos animales a hacerse responsables de ellos, no como ahora que en cualquier momento los votan, simplemente se deshacen de ellos y los dejan a su suerte. Eso es algo muy cruel. Si existiera esa Ley, ten por seguro que la habría muchos menos perros en las calles. Pero déjame decirte que aquí nosotros como agrupación, más que reclamar como lo hace tanta gente, sí estamos intentando dar soluciones concretas. Trabajamos en el canil municipal, con recursos propios, y con autogestión y ahí atendemos a los perros que vienen de la calle, se trabaja en su esterilización y el municipio ha hecho diferentes campañas este año donde se han esterilizado miles de perros, eso también hay que reconocerlo, pero esto no se soluciona de la noche a la mañana, lo que pasa es que estas esterilizaciones debieron haber empezado hace unos 20 años atrás”, sostiene Camacho.

La adopción

Pero vamos a los números. En La Serena existen más de 200 mil habitantes, si al menos un cuarto de ellos, se sensibilizara y adoptara a un perro sin hogar, también podría ser parte de la solución a los canes callejeros. Así lo cree Joanne Camacho. “Nosotros también intentamos incentivar a la adopción, y nos ha ido bien, el trabajo que se hace con los perros que llegan al canil es también el de recuperarlos para que puedan encontrar un hogar. Hasta ahora creo que nos ha ido bien, pero siempre se puede hacer más. Pero aquí las personas también deben tener voluntad, ponerse la mano en el corazón y estar dispuesta a hacerse cargo de un perro. Yo invito a las personas a que vayan al canil, porque la adopción sin duda que es una gran carta”, manifestó. 

Una potente inversión  

Además de la responsabilidad de las personas que abandonan a los animales, los principales sindicados como culpables de la situación son las autoridades municipales. Sin embargo, el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, si bien admite lo complejo de la situación en el último tiempo, donde se habrían incrementado los ataques, descarta que no se haya hecho nada al respecto y enfatiza en se han tomado medidas para controlar este tema desde que comenzó su administración. “Nosotros creemos que la única solución viable hoy en día es la esterilización, que es algo que hemos venido haciendo nosotros dese un principio. Te lo comento en cifras, hemos esterilizado más de 2500 perros al año. De hecho, hace poco acabamos de adjudicarnos un proyecto que contempla cuatro mil esterilizaciones más, que parten en octubre y que terminarán a fin de año. Además, en esta oportunidad vamos a implementar un chip que va a indicar que el perro ha sido esterilizado. Es decir, si se nos han dado recursos para la esterilización, eso habla de que a nivel de Gobierno sí nos hemos preocupado de la tenencia responsable de animales”, precisó el edil.

Una clínica veterinaria

Pero no sólo las esterilizaciones son la salida que el municipio ve para disminuir la presencia de perros en las calles de la ciudad. De acuerdo a lo informado por el edil serenense, la capital regional estaría ad portas de contar con un centro veterinario municipal, en el cual se podría aumentar el número de procedimientos médicos, y además, se podría albergar a canes mientras se les busca un hogar. “Estamos a punto de adjudicarnos un proyecto por 190 millones de pesos que vienen de la Subdere para empezar a construir esta clínica. Estamos esperando que esta semana o a más tardar la próxima, esto sea aprobado, sólo faltan algunos detalle del RS (Recomendación Favorable) para tener esta gran clínica veterinaria, que el primer semestre del 2017 debería estar construyéndose. Esto es algo por lo que hemos venido peleando desde hace mucho tiempo y ahora estamos a punto de lograrlo. Así que, yo entiendo la molestia de las personas, porque la situación aquí les afecta, pero molesta que se diga que no se está haciendo nada, porque no es así. Además, el problema de los perros abandonados no es sólo de La Serena, es algo a nivel nacional”, manifestó Jacob.

Consultado respecto a la posibilidad de discutir sobre la eutanasia como una solución al problema, fue categórico. “Eso jamás. No está dentro de las posibilidades. En estos tiempos, hay más alternativas. Por lo tanto aquí lo que uno pide es paciencia, colaboración y decir que hemos ido avanzando y que lo seguiremos haciendo”, concluyó Jacob. 4601i

RECUADRO. PELIGROS EN BICICLETA

Héctor Díaz es integrante de la Agrupación Furiosos Ciclistas de La Serena. Él, manifiesta que el problema de los perros y sus ataques es algo que se ha discutido al interior de la agrupación. Y claro, a menudo los canes las emprenden contra ellos cuando se desplazan por el centro de la ciudad y en ese sentido, llama a quienes utilizan este medio de transporte a tomar las precauciones. “Hay algunos tips, que nosotros utilizamos ante un eventual ataque, a veces los perros se tranquilizan si tú te detienes, tienden a irse, porque en definitiva lo que ellos persiguen es a la bicicleta, no a ti. También se recomienda tirarles algo de agua en la cara, esto los disuade también”, indicó.

LO QUE HAY QUE SABER

¿Qué sucedió?

Unos 7 mil perros vagan por las calles de La Serena, lo que genera un debate público acerca de qué hacer para solucionar la problemática.

¿Por qué sucedió?

La situación es reconocida por los diferentes actores, y coinciden en que se debe a la irresponsabilidad de anteriores dueños de los animales, los cuales los abandonaron, y a la falta de políticas públicas.

¿Qué consecuencias tiene?

Los animales han atacado a las personas. Frente a esto, la autoridad informa sobre la construcción de un centro clínico veterinario y el aumento de esterilizaciones. Sin embargo, el debate se instala y hay voces que, incluso, hablan de eutanasia.

 

CIFRA: 2500 perros se han esterilizado al año, durante la actual administración municipal, según cifras de la casa edilicia.

CIFRA: 4000 esterilizaciones más se realizarán de aquí a diciembre en la ciudad de La Serena.