Anef Coquimbo adhiere a paralización nacional

La movilización se iniciará a las 11 horas en la plaza Buenos Aires de La Serena, para culminar en la Intendencia de la ciudad.
jueves 29 de septiembre de 2016

En el marco del paro nacional convocado por la Asociación Nacional de Empleados Fiscales para esta mañana, la Mesa del Sector Público de la Región de Coquimbo asumió el compromiso de “desplegar todos los esfuerzos, en los distintos ámbitos, niveles y territorios, para asegurar su mayor éxito”.

En conversación con El Día, Clara Olivares, presidenta ANEF de la región, informó que “estarán presentes todos los representantes de los gremios del sector público, tanto hospitales, corporaciones, colegio de profesores, la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), entre otras organizaciones”.

En relación a la convocatoria, que está motivada por el nulo avance con el gobierno en materia de reajuste salarial y condiciones laborales, Olivares comentó que si bien “una parte central de las peticiones se centra en el reajuste de las remuneraciones, otro punto importante es exigir buen clima y estabilidad laboral”.

En este punto, la dirigente se refirió al tema del cuidado infantil, comentando que “los funcionarios públicos no tenemos derecho a optar a un jardín infantil, lo tenemos que solucionar a través de los servicios de bienestar, donde generalmente los valores no alcanzan. Queremos un empleo decente, que te permita trabajar tranquilo, sabiendo que tu hijo no está solo en casa”.

Por una mejor atención

Sobre el rol de la ciudadanía en esta movilización, Carla Olivares comentó que “hay que ser muy claros al decir que las demandas nuestras también son de la ciudadanía, porque en la medida en que éstas se cumplan, nosotros vamos a poder entregar un servicio de mayor calidad a los usuarios”.

En este sentido, especificó que “la mayor queja de los usuarios son las demoras y la mala atención, y precisamente eso tiene que ver con la sobrecarga de trabajo que existe. La población de la región ha tenido un acelerado aumento, mientras que el personal que atiende en los servicios públicos ha disminuido de forma espantosa”.

Para Olivares, lo anterior representa “una realidad que incide directamente en la atención del público. Por ejemplo, cuando una persona se jubila, hay que esperar que se jubilen cuatro más para que el cargo sea repuesto. Necesitamos mayor estabilidad laboral y que se reconozcan las competencias necesarias para cada uno de los servicios”.

Cierre de los servicios

La dirigente recalcó que el inicio de las actividades comenzará con el cierre de los servicios públicos, puesto que no se atenderá público. A continuación, se realizarán asambleas en cada locación, para luego iniciar la movilización que estará acompañada por una serie de pancartas y lienzos de los diferentes gremios del sector público.