¿’Electric Slide’ o Latinos?

Este sería el baile que dio origen a la coreografía que todos se saben en Rancagua

La coreografía que es furor en Rancagua estaría inspirada en un hit de 1976. Acá la historia.
martes 19 de septiembre de 2023

Es un hecho que Latinos (Proyecto Uno) es una coreografía que un gran porcentaje de rancagüinos/as conoce a la perfección. Sin ir más lejos, en aquella ciudad se han hecho desafíos virales, con miles de personas realizando los pasos en armonía.

Tal como informó este portal en 2019, la coreografía comenzó a conocerse en las pistas de la salsoteca San Juan San Juan de Machalí, que a finales de los años 90. Ese era uno de los centros nocturnos más populares de la zona, además de la única de este tipo.

Allí trabajaban los bailarines de salsa David Vera y Rosita Araya, quienes enseñaban merengue y salsa a los asistentes.

La pareja se dio cuenta de que al lugar asistían una gran cantidad de mujeres solas, por lo que crearon una alternativa para ellas. “Era una manera de poder integrarlas”. Desde ahí se fue popularizando hacia otros centros nocturnos de Rancagua

En ese entonces los bailarines reconocieron que el baile no era una invención de ellos, ya que los habían replicado de otras zonas de Chile, incluido Valparaíso.

@shar_cosss Rancagua cosas #Rancaguanoexiste #rancagua #rancagualatino ? sonido original - Shalom Hefzy-Ba

Al observar virales en TikTok, se puede notar que ‘Latinos’ puede estar inspirado en una danza estadounidense llamada Electric Slide. Sin ir más lejos, un tiktoker chileno dejó en evidencia esto al notar los pasos en un episodio de How I Met Your Mother.

Lo cierto es que el Electric Slide es un baile que se popularizó en Norteamérica durante la década de 1970, en plena época del Onda Disco.

De acuerdo a su propio portal, la coreografía fue diseñada en 1976 por Ric Plata, como un baile sencillo para acompañar la canción “Electric Boogie” de Marcia Griffiths.

Su mayor popularidad vino tiempo después, tras el estreno de Saturday Night Fever, aunque éste no apareció en la película.

Con el paso del tiempo, y luego que la moda de la música disco pasara, la danza pasó una especie de ícono pop en Nueva York. Sin ir más lejos, en 2006 protegió el baile con una licencia Creative Commons, como algo que constaba de 22 pasos.