Inicia su recuperación

Buenas noticias: profesora afectada tras explosión en colegio de Los Vilos sale de la UCI

Dos semanas han pasado desde la explosión en el taller de gastronomía del Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas, que dejó a la docente Marcela Cortés con heridas de gravedad y en coma inducido. Aún en delicado estado, la profesional ya avanza en su recuperación, mientras la comunidad educativa del establecimiento convocó a un bingo a beneficio para ir en apoyo de su familia.
sábado 11 de mayo de 2024

Estable dentro de su gravedad, pero con signos de recuperación, avanza el estado de salud de Marcela Cortés Figueroa, profesora lesionada en la impactante explosión registrada la última semana de abril en el Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas, de la comuna de Los Vilos.

La docente de 56 años se encuentra internada en el Hospital de Trabajador de Santiago, donde fue derivada tras recibir la primera atención médica. Durante cerca de dos semanas, Cortés Figueroa se mantuvo en coma inducido, luego de haber sufrido quemaduras del 45% de su cuerpo.

De acuerdo a información recabada por El Día con cercanos, la profesora ya dejó la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del recinto capitalino, pasando al área de pacientes quemados de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS).

Durante estos días, se avanza con curaciones para luego poder recibir injertos de piel. Por otro lado, se encuentra siendo apoyada con sesiones de kinesiología y con atención psicológica.

Su recuperación es seguida de cerca por sus colegas, que continúan con campañas de ayuda para poder aportar a la familia de Marcela Cortés, quienes debieron trasladarse a Santiago para acompañarla en su hospitalización.

Precisamente, el día de hoy sábado se realizará un bingo en su ayuda, actividad organizada por la comunidad educativa y que tendrá lugar desde las 15:00 horas en la comuna de Los Vilos.

 

El peligro fue advertido

Fue el jueves 25 de abril cuando ocurrió la grave explosión en el Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas, de Los Vilos.

Marcela Cortés llegaba a comenzar su jornada cerca de las 8:00 de la mañana y al encender las luces del taller de gastronomía, donde dictaba las clases de su especialidad, se generó la emergencia producto de una filtración de gas.

La profesora terminó con el 45% de su cuerpo quemado y 18 estudiantes lesionados, además de una funcionaria del establecimiento, resultaron con trauma acústico. Una tragedia que, afirmaron profesores, pudo ser evitada.

Es más, según indicaron los docentes, Marcela había advertido en diversas oportunidades que existía una fuga de gas en el taller, la que no fue reparada y terminó con las graves consecuencias ya conocidas.

“Ella cuántas veces advirtió que había fuga de gas, que habían deficiencias en el taller gastronómico y no fue escuchada. Nosotros tampoco fuimos escuchados, porque estábamos detrás de ella peleando para que se arreglara el taller. Evidencias hay de sobra. En la última reunión con apoderados y autoridades ella le dijo a la autoridad que en cualquier momento iba a ocurrir un accidente, y finalmente ocurrió”, indicó a El Día, Cristina Carrasco, otra de las profesoras del liceo.

 

Una docente ejemplar

El caso ha impactado a la Región de Coquimbo y especialmente a la comuna de Los Vilos, donde Marcela Cortés ha conseguido a través de su trabajo, el respeto y reconocimiento de la comunidad.

Sus colegas coinciden en que se trata de una profesional “responsable y dedicada a sus alumnos”. Pero además, una persona “humilde, empática”.

“En las vacaciones de verano ella estaba preocupada de las prácticas de sus alumnos. No tenía vacaciones prácticamente, porque iba a todos los lugares posibles, a todos los restaurantes buscándole prácticas a sus alumnos, y además tenía que supervisar cada cierto tiempo”, indicaron cercanos consultados por este medio de comunicación.

“La visión que entregan muchos estudiantes es que es una profesora sumamente preocupada por sus niños, una persona muy empática, con un buen carácter y siempre dispuesta a colaborar. Muy solidaria. Estaba muy contenta de que últimamente se le estaba reconociendo al gastronómico. Siempre ha estado muy preocupada por su curso”, dijo al respecto Lucas Ramírez, presidente del centro de alumnos del liceo.

Cortés Figueroa es madre de dos hijos y tiene una nieta, a quien iba a dejar al jardín infantil antes de comenzar con sus clases sin falta antes del accidente.

Desde su especialidad, también ha mostrado siempre gran compromiso, siendo parte de proyectos que han puesto en relevancia la gastronomía local, lo que le ha brindado el reconocimiento de la comunidad.