Piden pena de 3 años de presidio

La lucha de Marcela Cortés: Familia de profesora herida en explosión se querella contra autoridades

La acción se presentó contra el alcalde de Los Vilos, el exjefe del Departamento de Educación Municipal y la directora del Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas, como co-autores por omisión de sus responsabilidades en el hecho. El documento detalla que el establecimiento educacional operaba sin certificación de la SEC, lo que estaba en conocimiento de los querellados.
martes 14 de mayo de 2024

La familia de Marcela Cortés Figueroa, profesora que resultó gravemente herida en la explosión registrada a fines de abril en el liceo Nicolás Federico Lohse Vargas de Los Vilos, presentó una querella por cuasidelito de lesiones graves en el caso.

La acción judicial, ingresada al Juzgado de Garantía de la comuna el 12 de mayo, y a la que El Día tuvo acceso, solicita una serie de diligencias para esclarecer las responsabilidades en el hecho, apuntando como co-autores por omisión y negligencia al alcalde de Los Vilos, Christian Gross; el exjefe del Departamento de Educación Municipal, Renato Galleguillos; y la directora del establecimiento, Cristina Frost.

El documento describe que el jueves 25 de abril la docente ingresó a la sala del taller de Gastronomía, donde impartía clases de su especialidad, procediendo a encender un fósforo para calentar agua, cuando se produjo la fuerte explosión. Cabe señalar que versiones preliminares indicaban que fue por encender un interruptor de luz, sin embargo, hasta ahora no se conocía una versión oficial del hecho, que se mantiene en investigación.

Producto de esta emergencia, la sala en cuestión resultó “totalmente destruida” y se registraron diversos “daños de consideración” en los espacios colindantes. Pero lo más grave fue que la víctima terminó con un 45% de su cuerpo quemado, derivando en su ingreso al hospital local y su posterior traslado al Hospital del Trabajador de la ACHS en Santiago, donde permanece.

 

Sin certificación y en conocimiento de autoridades

Desde ocurrido el hecho, diversas voces desde la comunidad educativa afirmaron que la profesora había hecho ver las deficiencias en las instalaciones de gas, las que no fueron atendidas por la directiva y autoridades.

En la querella, se profundiza en este punto, afirmando que el Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas “no cuenta con la certificación vigente de la SEC (Superintendencia de Electricidad y Combustibles) de las instalaciones de gas (sello verde)”.

Esta situación, continúa, “incumple las instrucciones impartidas en la resolución exenta N° 29.738, de 2019 del Ministerio de Energía, que prescribe que todo establecimiento educacional en uso deberá realizar el procedimiento de inspección general, con una periodicidad de dos años”.

 

Piden altas penas

La querella solicita una pena de “3 años de reclusión o relegación menor en su grado medio”, además de una medida accesoria de “suspensión de cargo y oficio público durante el tiempo de la condena” para los tres referidos.

Con esta acción, se solicita remitir los antecedentes del caso al Ministerio Público, para que realice la investigación correspondiente, y se piden una serie de diligencias con el fin de esclarecer el caso, como citar a declarar a los querellados y oficiar a la SEC para remitir toda información relativa al establecimiento educacional y el estado de su certificación.

También se solicita oficiar al municipio, para remitir información sobre mantenciones y certificaciones, y al liceo sobre actas de reuniones y denuncias de apoderados y docentes en relación a la mantención de la sala del taller de Gastronomía.

 

“Había un deber de cuidado”

El abogado querellante, Alejandro Mendoza, indicó que “estas tres personas (los querellados), en su calidad de autoridad y jefes, tenían conocimiento de que el liceo no contaba con la certificación de las instalaciones de gas”.

En ese sentido, sobre el sustento de la configuración de un cuasidelito de lesiones graves, señaló que “creemos que acá había un deber de cuidado, que precisamente le correspondía a estas tres personas y a todos quienes resulten responsables durante la investigación por parte del Ministerio Público”.

En la querella, se profundiza agregando que los tres aludidos tienen “responsabilidad directa en la supervisión y cuidado de los estudiantes, docentes y la mantención del Liceo Nicolas Federico Lohse Vargas, incumpliendo de forma negligente la obligación que emana de su posición de garante”.

 

Podría no volver a trabajar

Marcela Cortés Figueroa estuvo cerca de dos semanas en coma inducido y actualmente ha comenzado con algunas curaciones, necesitando dentro de su recuperación terapia con kinesiólogo y psicólogo.

Además, deberá ser sometida a intervenciones para injertos de piel y con ello comenzará un largo proceso de recuperación.

El abogado de la familia indicó que la profesora tiene quemaduras en ambas manos, por lo que resulta difícil que pueda volver a trabajar. De ahí, la gravedad de la pena que están solicitando.

 

Se retomarán clases en línea

Desde la seremi de Educación confirmaron que este miércoles 15 de mayo, habiendo pasado 20 días de la explosión, el Liceo Nicolás Federico Lohse Vargas de Los Vilos retomará las clases en formato online, con el objetivo de que los estudiantes continúen con sus aprendizajes, que se han visto afectados por los hechos.

La modalidad fue acordada con el establecimiento y no otras opciones como la instalación de containers, por ser la “más eficiente” para el retorno, mientras se realizan los trabajos que permitan a los estudiantes regresar a sus aulas, lo que sería “dentro del plazo de un mes”.

Dentro del criterio, se ha considerado la cercanía de las vacaciones de invierno, que permitirían la recuperación de los espacios educativos.

La seremi de Educación, Cecilia Ramírez, indicó que la recuperación final del liceo incluirá “la entrega de su Sello Verde al final de las obras por parte de la SEC”. Asimismo, mencionó que se están “resolviendo todos los nudos críticos que dejó esta emergencia”.

Para las clases en línea se entregarán chips con servicio de Internet durante cuatro meses para los dispositivos electrónicos de los estudiantes.