COMPROMISO VÁLIDO POR LA QUINTA FECHA DEL GRUPO H

Coquimbo Unido se despide de la Copa Sudamericana en medio del cariño de su hinchada

La Academia se impuso por 3-0 al conjunto aurinegro que cerrará su participación en la cita internacional este 28 de mayo recibiendo a RB Bragantino que se impuso por 2-3 a Sportivo Luqueño.

Aunque todavía resta una fecha para cerrar su participación en la presente versión de la Copa Sudamericana, la categórica derrota sufrida ayer ante Racing de Avellaneda por 0-3, en el marco de la quinta fecha, cerró toda opción para que Coquimbo Unido mantuviera sus opciones de avanzar a los octavos de final.

El pirata – alentado por cerca de 1.200 aficionados que llegaron hasta Buenos Aires- necesitaba de un triunfo para seguir con aspiraciones de cara al duelo que cerrará su participación en la edición 2024 en la fase de grupos, por lo que la derrota lo dejó en el tercer lugar de la llave con sus 4 unidades, contra 12 de RB Bragantino que posteriormente doblegó de visitante por 3-2 a Sportivo Luqueño -último con un punto - y los 12 de su verdugo en el “Cilindro” de Avellaneda, que con su diferencia de gol de más 8 tantos, se encamina a terminar liderando el H.

Ciertamente la lucha de esta serie se trasladará hasta la última jornada entre el cuadro de Braganta y los albicelestes, aunque los brasileños no la tendrán fácil ya que deben viajar al puerto de Coquimbo donde los filibusteros buscarán culminar esta pasada internacional con buenos resultados. Racing, en tanto, recibirá al elenco paraguayo. Cabe recordar que el segundo clasificado jugará una repesca con un tercero de la Copa Libertadores por la continuidad en la Sudamericana.

Del encuentro ante los dirigidos de Gustavo Costas, no es mucho lo que se puede rescatar. En el primer capítulo el elenco de Esteban González, logró controlar a un errático conjunto local, que pese a tener la iniciativa, se encontró con un rival muy ordenado en su última línea, aunque sin juego ofensivo, salvo un par de corridas que por la derecha intentó el lateral Dylan Escobar, sin ninguna consecuencia.

En la segunda fracción, Racing no tuvo piedad definiendo el juego a su favor con un doblete de Adrián Martínez, uno de ellos de penal y un tanto de Juan Nardoni, que sellaron la suerte del partido.

Martínez abrió la cuenta al acertar un penal con un remate alto ante la estirada del portero Diego Sánchez en el minuto 55, ventaja que aumentó Nardoni a los 60’ con un remate cruzado. El tercero, nuevamente llegó en los pies de “Maravilla” Martínez, a los 71’.

El técnico del conjunto porteño, Esteban González, consideró que pese a no hacerle mucho daño al rival, “no nos metimos atrás. Nuestra idea era llegar con mucha gente en ofensiva, aunque debíamos resguardarnos por cómo se posicionaron ellos en la cancha, donde teníamos que cerrar los caminos. No tuvieron ocasiones en el primer tiempo y por ningún motivo nos metimos atrás”, recalcó.

Para el volante Dylan Glaby el partido fue parejo hasta el dudoso penal, “donde se abre el partido. Ahí cambió todo. Ahora hay que pensar en el partido que viene, sacudirse de esto y volver a la competencia en casa”, afirmó, en la que el cuadro pirata deberá enfrentar a Cobresal, de visita en El Salvador.