Cerró tremenda semana

Alejandro Tabilo cayó ante Zverev y bajó el telón en semifinales de ATP de Roma

En tres sets, chileno cayó ante el alemán (5° del mundo) y finalizó su histórico paso por la arcilla italiana.
viernes 17 de mayo de 2024

El alemán Alexander Zverev consiguió rehacerse este viernes ante el chileno Alejandro Tabilo, al que remontó (1-6, 7-6 (4) y 6-2) para acceder a la final de Masters 1.000 de Roma e impidió al sudamericano alcanzar su primera final en un torneo de esta categoría y una hipotético duelo por el título entre chilenos contra Nicolás Jarry.

Lo que ha conseguido Tabilo en Roma es, independientemente de la derrota ante Zverev tras más de 2 horas de duelo, memorable. Ya no es que ganara al serbio Novak Djokovic en segunda ronda y se colgara con el cartel de ‘sorpresón’ del torneo, es que partido a partido fue ido confirmando que no llegó hasta donde llegó por casualidad, si no por puro merecimiento.

Y sin entrenador, pues rompió tras casi 10 años con su compatriota Guillermo Gómez justo después del torno de Madrid, donde cayó en primera ronda ante el italiano Flavio Cobolli.

El choque ante Zverev

Y vaya si le ha funcionado. Ante Zverev tuvo la que probablemente era su prueba más dura. Contra Djokovic casi nadie le tenía en cuenta, pero contra el germano todos los focos le apuntaban. La sorpresa ya era un realidad en la tierra batida italiana, ya era un peligro real y todos estaban avisados. Incluido Zverev, que se llevó una paliza en el primer set.

Porque en apenas media hora le endosó un contundente e inapelable 6-1 que puso contra las cuerdas a ‘Sascha’. Dos ‘breaks’ y solo un juego en el que tuvo que resistir para mantener su saque. Dominio abrumador con una zurda aplastante. Preciso en las dejadas, decidido a la hora de definir y certero en los momentos claves.

Rebosante de confianza por haber apeado a Novak Djokovic, número 1 y favorito, en tercera ronda, rubricando la victoria más importante de su carrera, la que le colocó en el mapa; por haber echado en octavos con suficiencia al ruso Karen Khachanov y sus derechazos; y por haber cumplido con suficiencia en cuartos ante el chino Zhinzhen Zhang, Tabilo encaró el segundo set a un paso de hacer historia, más todavía.

Lo luchó como había hecho siempre hasta el momento. Con humildad pero con agresividad. No había encajado un solo set en lo que iba de torneo y no daba la sensación de que iba a hacerlo. Tuvo en su mano una bola de ‘break’ fundamental, con 3-3 en el marcador, que no pudo culminar justo cuando Zverev estaba en la esquina del ring, cubriéndose de todo golpe. Ahí pudo estar el partido para Tabilo.

Resistió ‘Sascha’ y llevó el envite al tie-break. Lo ganó el germano pese a perder su primer saque y lo celebró casi como un título. Pidió el ánimo del público y se metió de lleno en la pelea. Tenía ante sí un nuevo partido.

A Tabilo le empezó a pasar lo que muchos pensaron que le tenía que pasar. Le empezaron a entrar dudas ante el tercer favorito. Cada golpe de Zverev le hacía más débil. El germano se hizo gigante y con 2 ‘breaks’ seguidos se puso 4-1 arriba. Tenía encarrilado el partido y no lo dejó escapar. Esta vez, el que celebró con los brazos en alto fue un Zverev que despertó de su sueño a Tabilo.

Ganador de un solo torneo ATP, el 250 de Auckland, también en tierra batida, su especialidad, y con un mejor resultado previo en su carrera de unos octavos de final de Masters 1.000, ya superado tras la gesta en la capital italiana, Tabilo se ha ganado el respeto de todos y el derecho a soñar con su primer título en esta categoría en un futuro no muy lejano. Por su buen tenis y por su confianza.

Con sus 6 títulos ATP Challenger, el número 32 del mundo, que entrara en el top-30 con la actualización de puntos, jugará en pocas semanas su primer Roland Garros, en el que además no necesitará de disputar la ronda previa.

En 2020, antes de la pandemia, Tabilo participó de su primer Grand Slam en el Abierto de Australia. Por ahora solo piensa en Roma, su torneo consagratorio.

Zverev espera ya en la final al ganador del duelo entre el otro chileno del torneo, Nicolás Jarry, y el estadounidense Tommy Paul.