0-0 con palestino

Campeonato Nacional: A Coquimbo Unido no le alcanzó con el empate para llegar a la cima

El conjunto de Fernando Díaz cerró la primera rueda igualando ante el complicado elenco árabe, ubicándose así, en el segundo lugar de la clasificación general, un punto por debajo del líder, U. de Chile.
FOTO: Cristian Silva
FOTO: Cristian Silva

Los jugadores de Coquimbo Unido lamentaban cerrar la primera rueda sin poder entregarle a su afición un triunfo. En gran parte la igualdad sin goles con Palestino, castigó el firme propósito de alcanzar la cima de la clasificación en las primeras quince fechas como campeón de invierno. Sin embargo, repasando los números del equipo de Fernando Díaz, merecen el reconocimiento por sobre esa igualdad con los árabes en el duelo que se encontraba pendiente desde la duodécima fecha producto de la participación de ambos elencos en copas internacionales.

La realidad final de este primer acto de la obra de Díaz, establece que el barbón fue el mejor elenco de local, con un invicto en el Francisco Sánchez Rumoroso y una campaña del 80,95%, con 17 puntos de 21 disputados, con 5 triunfos y 2 empates, 12 goles a favor y apenas 3 encajados, lo que encontró el aplauso de las gradas que ayer, bordearon las 7 mil almas.

Leer también: Coquimbo niega tajantemente fichaje de Cabral a Everton u a otro equipo chileno

Entendiendo que la victoria le permitía alcanzar el primer lugar entre los 16 equipos de la Primera División, desplazando a la Universidad de Chile, el conjunto aurinegro salió a buscar diferencias desde los primeros minutos, haciendo daño por las bandas hasta convertir al portero César Rigamonti en protagonista en esos primeros pasajes de la brega. Sin embargo, la densa neblina que a esas horas cubría la conurbación, provocaba que el césped permaneciera húmedo, por lo que el ritmo, por momentos,  era vertiginoso en el tránsito hacia las áreas.

Fue Dylan Escobar, con un cabezazo en el minuto 11, quien pudo desnivelar encontrando una acertada respuesta del meta árabe. Sin embargo, el forastero, en una de las pocas cargas que pudo construir en suelo porteño, estremeció el vertical del portero Diego Sánchez, con un cabezazo de Bryan Carrasco, a los 15’. El compromiso en este primer capítulo, pese a su intensidad, provocó que las defensas lograran prevalecer sobre el afán ofensivo.

En el segundo capítulo, no fue mucho lo que pudieron entregar ambos equipos. Un remate de Chávez, a los 80’ y una volea de Cabral, tras un córner de Cabrera que dio en la base del travesaño, ya en tiempo suplementario, marcaron una segunda etapa de mucho control y poco atrevimiento.