Cédula de identidad

Fotos de cada una: Desde 1924 hasta la actualidad: así evolucionó en el tiempo la cédula de identidad chilena

La cédula de identidad, documento fundamental para acreditar la identidad de una persona, ha evolucionado significativamente desde su origen en 1924 como Servicio de Identificación Personal Obligatorio hasta la actualidad. Entre los hitos destacados se encuentra la creación del Rol Único Nacional en 1973, la centralización de su confección por el Registro Civil en 1983 y la modernización tecnológica iniciada en 2013.
sábado 08 de junio de 2024

La cédula de identidad, también conocida como carné o carnet de identidad, es un documento oficial cuya función es acreditar la identidad de una persona. En ella se incorporan una serie de datos, como el nombre, RUN, fecha de nacimiento, nacionalidad, entre otros.

La primera cédula de identidad data de 1924, año en que se formó el entonces llamado Servicio de Identificación Personal Obligatorio. Recordar que, anterior a eso, era la Iglesia Católica quien llevaba los registros de las personas, mediante las partidas eclesiásticas.

Desde entonces, el carnet ha evolucionado a lo largo de los últimos 100 años, tanto estéticamente como en los datos y tecnología que incorpora. BioBioChile accedió a este material, compartido por el Registro Civil, donde es posible apreciar los cambios que ha tenido la cédula de identidad chilena a lo largo de su historia.

La cédula de identidad de 1924 hasta 1960

Como se mencionó anteriormente, en 1924 se estableció el Servicio de Identificación Personal Obligatorio, encargado de entregar una libreta o cédula de identidad personal, que incluía el nombre, domicilio, huella dactilar y fotografía.

Ya en 1930 se comenzó a asignar un número a las cédulas de identidad con el Registro de Numeración Civil, a cargo de Carabineros de Chile.

Luego, en 1937, el Ministerio del Interior fijó un reglamento para los extranjeros radicados en el país, donde se estipuló que “aquellos que permanezcan durante un periodo superior a dos meses, deberán obtener cédula de identidad y residencia”.

La cédula de identidad desde 1960 hasta 1983

En 1960, la cédula de identidad que antes era confeccionada en imprentas pasa a ser fabricada por Casa de Moneda y adquiere un nuevo formato.

El 13 de marzo de 1973, a través de un decreto del Ministerio de Defensa y tomando como referencia el Número Nacional de Identificación, se implementó el Rol Único Nacional (RUN).

En 1975, se establece el Rol Único Nacional (RUN) como obligatorio para los mayores de 12 años. En julio de 1975, se establece que todos los extranjeros mayores de 18 años deben solicitar cédula de identidad en un plazo de 30 días desde la fecha de su ingreso al país.

La cédula de identidad desde el año 1983 hasta el año 2002

En 1983, la confección de la cédula deja de pertenecer a Casa de Moneda y pasa a manos del Servicio de Registro Civil e Identificación.

En 1989, Se establecen las características técnicas de la cédula de identidad emitida por el Servicio de Registro Civil e Identificación para chilenos y extranjeros.

La cédula de identidad desde 2002 hasta 2013

Comenzó un sistema de identificación, cuya cédula de identidad se confeccionaba en material resinoso no laminado y sus dimensiones eran de acuerdo a normas internacionales.

La versión más reciente, desde 2013 hasta 2024

En septiembre de 2013 se modernizó la tecnología, se actualizaron y mejoraron las características de seguridad de la cédula. Se cuenta con documentos de identidad y viaje electrónicos, con un chip que contiene información de identificación encriptada y firma electrónica avanzada, lo que permite facilitar la verificación de identidad del titular.

La nueva cédula disponible desde diciembre de 2024

Esta semana, el Registro Civil dio a conocer cómo serán los nuevos documentos de identidad en el país. La nueva cédula cuenta con 32 medidas de seguridad, mientras que el pasaporte posee 70 medidas respectivamente. Ambos documentos serán inclusivos para personas con discapacidad visual. Además, las personas podrán optar a una Cédula Digital, a la que podrán acceder a través de una app por sus teléfonos móviles, a servicios tanto del sector público como privado de manera más expedita, facilitando la realización de trámites vía digital.