EN COMBATE CONTRA CRIMEN ORGANIZADO Y NARCOTRÁFICO

El olfato policial de Hulk y Eddy, los canes que combaten crimen organizado y narcotráfico

Se trata de los dos canes de la PDI que operan en la Región Policial de Coquimbo, a través de procedimientos en las Brigadas Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado en La Serena y Los Vilos.
viernes 14 de junio de 2024

Hulk y Eddy cuentan con un olfato policial prácticamente insuperable y así están preparados para cumplir con un rol fundamental en el desafío de la PDI para enfrentar el crimen organizado. Así lo demuestra su trayectoria, dando cuenta que su labor en la institución es tan relevante y necesaria para el éxito de las investigaciones que desarrollan los detectives.

Estos dos canes, de raza labrador, integran las Brigadas Antinarcóticos y contra el Crimen Organizado en La Serena y Los Vilos, en la Región Policial de Coquimbo, y son parte de los más de 70 ejemplares de la Brigada de Adiestramiento Canino de la PDI (BRIACAN), que se despliegan en Chile, tras recibir su preparación y entrenamiento.

“Eddy, hace seis años, y Hulk, hace cuatro, son uno más de nuestro equipo. Aquí en la PDI reciben nuestro cuidado, cariño y entrenamiento diario, también sus evaluaciones médicas preventivas que son permanentes. Así, se le hace un seguimiento hasta que un ejemplar cumple 8 años. Luego pasan a retiro, hacemos un acto de despedida y algún funcionario más cercano, se lo lleva para adoptarlo y como parte de su familia”, señaló el Prefecto Inspector Ernesto León, jefe de la Región Policial de Coquimbo.

Cada ejemplar es parte de un binomio, integrado junto a su guía, un agente policial de la Brigada de Adiestramiento Canino de la PDI que, además de llevar al día su hoja de vida, se hace cargo de todos sus cuidados, entrenamientos, juegos, procedimientos y desempeño en sus operativos.

La reciente participación de Eddy, en la provincia de Choapa, fue clave para encontrar casi 5 kilos de cannabis procesada, a granel, que una estructura criminal familiar mantenía oculta bajo forraje, en tubos de PVC y hasta en túneles a 15 metros de profundidad, en el sector La Jarilla de Salamanca. Gracias al trabajo del can y su guía, finalmente la droga no llegó a su destino en Temuco, porque tras su hallazgo fue incautada por los detectives, con armamento, explosivos y municiones.

En el terminal de buses de La Serena, la labor de Hulk fue destacada al detectar 14 kilos de cannabis en el equipaje que transportaba un bus interurbano. Una maleta negra alertó al binomio, y al “marcarla”, moviendo sus patas, los detectives incautaron diversos bultos que contenían cannabis procesada lista para su comercialización. En Vicuña, recientemente, su rol también fue importante en el Modelo Territorial Cero para la entrada y registro de un inmueble que mantenía gallineros en el patio y diversas habitaciones.

Cada rincón fue explorado por el labrador y su guía, hasta encontrar cocaína base dosificada en pequeñas cantidades para su venta en el mercado ilegal.

“Es importante que la comunidad comprenda el valor que tienen nuestros compañeros de trabajo, pues tienen condiciones y aptitudes sobresalientes para encontrar evidencia que nos sirve como medio de prueba que respalda nuestro trabajo investigativo y que está al servicio del Ministerio Público para la persecución penal de las organizaciones criminales, ante los tribunales de Justicia. Nuestros binomios cumplen una labor fundamental para la PDI, y merecen todo nuestro respeto y aprecio en el ejercicio de sus funciones para la comunidad”, expresó el Prefecto Inspector Ernesto León Bórquez.

Además del entrenamiento para detectar narcóticos, la preparación de la PDI considera la Búsqueda de Personas, Explosivos, Irrupción Táctica y Canoterapia. Solo este año los canes de la BRIACAN, junto a sus guías, han apoyado casi 200 operativos de la PDI, en todo el territorio nacional, donde Hulk y Eddy también son considerados para reforzar los equipos por sus capacidades y la destreza de su función policial.